El presupuesto de la Diputación, de 293 millones, entra en vigor este martes tras su publicación en el BOP

El presupuesto de la Diputación, de 293 millones, entra en vigor este martes tras su publicación en el BOP

El presupuesto consolidado de la Diputación de Málaga de 2018, que asciende a 293 millones de euros, entrará en vigor este martes después de que se haya publicado este lunes en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP).

El presidente de la Diputación, Elías Bendodo, ha indicado durante la sesión plenaria que el BOP publica las cuentas del ejercicio que, una vez transcurrido el plazo de exposición al público del acuerdo de aprobación inicial del presupuesto sin que se haya presentado reclamación alguna, se eleva a definitivo.

Desde la institución han precisado que el procedimiento se ha visto reducido respecto a otras ocasiones por “la falta de contestación o respuesta durante el periodo de propuestas que contempla la ley”. “Es la primera vez desde 2011 que no se presentan alegaciones a las cuentas provinciales”, han puntualizado.

Bendodo ha destacado la importancia de este trámite para que se ponga en marcha el presupuesto y se pueda comenzar a aplicar “lo antes posible”. “Estos presupuestos contribuirán al dinamismo, a la actividad, a la creación de empleo, a alimentar el liderazgo económico de Málaga en Andalucía y al crecimiento de su papel en España”, ha manifestado.

Este presupuesto cuenta con 57 millones de euros para inversiones, un 14 por ciento más que en 2017. El 70 por ciento de ese importe, es decir, 40 millones es para los municipios y el resto será inversión directa en patrimonio provincial. Con este presupuesto se logrará “dejar a cero” la deuda de la Diputación, que en 2011 se cifró en 220 millones de euros.

El pleno ordinario de este lunes ha aprobado por unanimidad de forma definitiva el Plan Provincial de Asistencia y Cooperación. La Diputación destinará este año 32,7 millones a 88 municipios menores de 20.000 habitantes, que dedicarán 1,2 millones al citado plan.

OTRAS MOCIONES

Durante el pleno también se ha debatido una moción de Ciudadanos sobre la mejora de la gestión de la marca Sabor a Málaga que ha salido adelante con la abstención de IU Para la Gente y Málaga Ahora. En ella se pide estudiar las ventajas e inconvenientes de gestionar la marca de promoción de los productos agroalimentarios malagueños desde Turismo y Planificación Costa del Sol.

También se ha acordado que el equipo de gobierno ponga en marcha una plataforma para recabar información sobre la evolución de las empresas adheridas para su posterior análisis y para el diseño de nuevas iniciativas, estrategias y mejoras. Otra moción de la formación naranja ha versado sobre la programación de La Térmica, reclamando redefinir la misma y convertirla en puerta de entrada a la provincia, a sus artistas, etcétera, lo que ha contado con el voto en contra del PP.

También se ha suprimido el punto de fusionar Culturama con La Térmica, defendiendo el equipo de gobierno del PP que ambos son complementarios. Sí se han aceptado dos enmiendas de adición del PSOE, con el voto contrario del PP, para que se estudien sinergias entre ambas programaciones y que el equipo de gobierno proyecto dichas programaciones sobre todo a los municipios menores de 20.000 habitantes.

El diputado provincial de Cultura, Víctor González, ha subrayado que el modelo de La Térmica es “un rotundo éxito” y ha dado datos de visitantes, exposiciones, visitas a su página web, etcétera. Además, ha recalcado que la oferta es diferente, en el caso de La Térmica es “vanguardista, rompedora” y la de Culturama, “más clásica y es más demandada por los pueblos”. “Son dos conceptos complementarios, cubrimos todos los frentes”, ha reiterado.

La portavoz de Málaga Ahora, Rosa Galindo, ha indicado que le gustaría que los pueblos se vieran más beneficiados de la programación de La Térmica y que hubiera una “gestión más participativa con los creadores locales”. Por parte de IU, el portavoz, Guzmán Ahumada, ha criticado que González “se vanaglorie” de los éxitos de La Térmica y ha incidido en que la actividad cultural de la Diputación “debe enfocarse en los municipios menores de 20.000 habitantes”.

En este punto, ha instado al equipo de gobierno a que “vuelva la mirada con ese vanguardismo a los pueblos”. González ha destacado que el éxito de la cultura en la Diputación malagueña “viene porque no hay injerencia política alguna”. “Tengo unos magníficos profesionales, yo tomo decisiones, correctas o incorrectas; pero no hay que hacer injerencia política en la cultura. Culturama y La Térmica son complementarios totalmente”, ha resaltado, y ha agregado que no hay “direcciones políticas sino propuestas de los expertos, que saben más de cultura que los 31 diputados juntos”.

Las residencias de San Carlos de Archidona y La Vega de Antequera, así como los centros de atención especializada de la institución provincial han tenido cabida en este pleno, no sólo por la intervención de la alcaldesa archidonesa, Mercedes Montero, sino por la moción del PSOE al respecto y el ruego de IU. La diputada responsable de centros de atención especializada, Lourdes Burgos, ha señalado que la residencia de Archidona abrirá cuando concluyan las obras y ha reiterado que la acreditación de funcionamiento “tiene que tenerla sí o sí por ley”, siendo competencia de la Junta de Andalucía.

“Ya está solicitada la acreditación del centro pero sin ella no podemos entrar ni trabajadores ni residentes. Hemos cumplido con todos los compromisos”, ha defendido, recordando que de 19 trabajadores que había en San Carlos se hicieron cambios “pero no como nos dio la gana”. “Lo hicimos de la mano de los sindicatos y trabajadoras; muchas querían venir a Málaga y otras se querían quedar, se llegó a acuerdos”, ha apostillado.

La diputada del PSOE Antonia García ha criticado que desde 2011 no haya ningún nuevo ingreso en “ningún centro de atención” dependiente de la Diputación de Málaga, y ha acusado al presidente de la institución, Elías Bendodo, de tener las puertas de las residencias “cerradas”. Así, le ha instado a abrirlas a mayores no dependientes y “a no hacer oídos sordos”. En el pleno también se ha debatido una moción urgente del PP sobre la prisión permanente revisable.

Tras el largo debate, el presidente de la institución ha pedido que se lleven asuntos “de interés real para los municipios malagueños” en los que la Diputación tenga competencias. “Es una moción de mi grupo pero estos temas no han lugar, que se debatan en el Congreso”, ha dicho, recordando que no es la primera vez que lo señala. En este sentido, ha esperado que con el nuevo reglamento de la Diputación se dejen de presentar asuntos que no competen a la institución.

También se ha aprobado en esta sesión un punto de la moción de Málaga Ahora para que se identifiquen las zonas saturadas de apartamentos turísticos de la provincia y la institución respaldará el paro feminista del 8 de marzo. Igualmente, el próximo 1 de febrero se realizará un pleno extraordinario para debatir el plan estratégico de subvenciones, después de que el voto contrario de Ciudadanos a la urgencia no permitiera abordarlo en esta sesión, como pretendía el equipo de gobierno del PP. La oposición criticó la premura en darle el documento y la imposibilidad de estudiarlo.