Promueven en México la figura de Bernardo de Gálvez

El dirigente socialista Francisco Conejo apuesta por impulsar acciones para promover en México la figura del héroe de guerra de la independencia americana Bernardo de Gálvez, nacido en Macharaviaya en 1746 y recién nombrado Ciudadano honorario de EE.UU

Promueven en México la figura de  Bernardo de Gálvez



Francisco Conejo ha trasladado durante su visita a diputados del Congreso de México la necesidad de impulsar acciones para dar a conocer y divulgar la figura del general español, sobre todo tras su reconocimiento por parte de EE.UU como Ciudadano Honorario. En este sentido, ha abogado por poner en marcha actividades conjuntas y facilitar rutas turísticas entre los lugares vinculados a la figura de Bernardo de Gálvez: Macharaviaya, donde nació, Pensacola, en EE.UU, dónde libró una batalla decisiva en la Guerra de la Independencia y México, donde falleció. “España y México deben dar a conocer más a este insigne personaje”, ha asegurado.

El responsable socialista ha participado en una ofrenda floral en la iglesia donde se encuentran sepultados los restos de Bernardo de Gálvez junto a los diputados en el Congreso de México María Victoria Mercado Sánchez y Luis Ernesto Munguía González y la presidenta de la Municipalidad de Pihuamo, Elizabeth Alcaraz Vírgen, que han hecho entrega de una corona de flores con el mensaje “A la memoria de un malagueño insigne”. Además, el dirigente socialista ha visitado el castillo de Chapultepec, una de las principales infraestructuras impulsadas por Bernardo de Gálvez, dónde además hay un retrato del malagueño.

Conejo se encuentra en México con motivo de su participación en la ‘Conferencia Internacional sobre Movimientos Progresistas y Ciudadanos en América Latina y Europa’ organizada por la Fundación Lázaro Cárdenas y la Fundación SPD Alemán Friedrich Ebert, donde como ponente ofreció la conferencia “Crisis de gobierno en España y los retos del PSOE: La socialdemocracia ante la crisis”.

Bernardo de Gálvez, nombrado Ciudadano Honorario de EEUU
Bernardo de Gálvez nació en Macharaviaya, provincia de Málaga, el 23 de julio de 1746 y falleció en Tacubaya, el 30 de noviembre de 1786. Fue un militar y político español, héroe de Pensacola e hijo de otro militar, Matías de Gálvez y Gallardo. Nombrado virrey de Nueva España a la muerte de su padre. Durante su corto mandato como virrey destaca el apoyo que prestó a la ciencia, patrocinando la Expedición Botánica a Nueva España de Martín de Sessé y José Mariano Mociño, que llevó a España un completísimo catálogo de diversas especies de plantas, aves y peces. Sus restos fueron trasladados hasta la capital y reposan en la iglesia de San Fernando en la Ciudad de México.

Recientemente, De Gálvez se convirtió en la octava personalidad en el mundo en recibir la Ciudadanía Honoraria de Estados Unidos, la máxima distinción del país, y en el primer representante del mundo hispano en conseguirlo. Gálvez forma parte del grupo de siete personas que han sido declaradas ciudadanos honorarios junto a Winston Churchill (1963), Raoul Wallenberg (1981), William y Hannah Callowhill Penn (1984), la Madre Teresa (1996), Marquis de Lafayette (2002) y Casimir Pulaski (2009). En concreto, el 16 de diciembre de 2014, el presidente norteamericano, Barack Obama, firmó el decreto por el que se concede este galardón al general de Macharaviaya. Era el último paso administrativo después de que las dos cámaras de Estados Unidos, la Cámara de Representantes y el Senado, dieran el visto bueno a esta iniciativa, que fue presentada por el senador republicano por Florida Marco Rubio y el congresista republicano Jeff Miller, también por ese estado, un político muy relacionado con Pensacola, en cuya bahía entró Bernardo de Gálvez en solitario para tomar los fuertes ingleses que la vigilaban, durante la Guerra de Independencia americana.

El nombramiento de Ciudadano Honorario se concede al militar malagueño por haber sido un héroe de la Guerra de la Independencia que arriesgó su vida por la libertad de los Estados Unidos, señala la resolución, que también recuerda que las victorias de Gálvez contra los británicos fueron reconocidas por George Washington como un factor decisivo para el resultado de la guerra.