Propietarios de viviendas irregulares en la Axarquía, “aliviados y satisfechos” por su regularización

Propietarios de viviendas irregulares en la Axarquía, “aliviados y satisfechos” por su regularización



El portavoz de Save Our Homes in Axarquía (SOHA), Mario Blancke, ha manifestado “el alivio y la satisfacción” de los propietarios de viviendas en esta comarca malagueña ante la aprobación este miércoles de la ley que permite la regularización de edificaciones residenciales aisladas en suelo no urbanizable.
Así, Blancke ha asegurado que “los afectados dicen que por fin van a poder volver a su vida anterior a toda esta pesadilla que han vivido”, y ha dicho que estas personas “han sido víctimas de un conflicto competencial entre los ayuntamientos y la Junta de Andalucía”.
Evitan así la demolición prevista de sus viviendas, entre unas 5.000 y 6.000 en la comarca de la Axarquía, ha asegurado en declaraciones a Europa Press, aunque ha lamentado que la ley sigue sin dar solución “al problema de tener acceso al mercado inmobiliario”.
No obstante, ha señalado que “nos damos por satisfechos” porque “había bastante unanimidad” para modificar la ley, que finalmente se ha aprobado con los votos a favor del PSOE-A, PP-A y Ciudadanos (C’s) y la abstención de Podemos e IULV-CA.
De hecho, un grupo de personas perteneciente a SOHA ha viajado hasta Sevilla, invitados por el grupo de Ciudadanos (C’s), para seguir en directo en el Parlamento andaluz el debate y la votación. Había bastante expectación, según Blancke, que ha dicho que “más de una persona tenía lágrimas en los ojos”.
Además, ha añadido que “nadie se sienta perjudicado porque es la mejor solución que había en la actualidad”. “En ningún caso se ha intentado justificar una actitud errónea de promotores en el pasado, sólo hemos querido mirar al futuro”, ha indicado.
Asimismo, ha incidido en que se trata de “una medida excepcional”, que “soluciona única y exclusivamente la imprescriptibilidad de la parcelación existente con una antigüedad de seis años”. “Todos los que tienen una antigüedad menor y las nuevas parcelaciones siguen siendo imprescriptible y terminarán demolidas”, ha agregado.
Blancke, quien también es alcalde del municipio malagueño de Alcaucín por Ciudadanos (C’s), ha precisado que “espero que esto reactive la economía de los pequeños pueblos del interior que estamos sufriendo mucho”.