PSOE pedirá la comparecencia de la ministra de Medio Ambiente en el Congreso para explicar el “enorme retraso y su chapuza” en la depuradora de Nerja

PSOE pedirá la comparecencia de la ministra de Medio Ambiente en el Congreso para explicar el “enorme retraso y su chapuza” en la depuradora de Nerja

El diputado socialista Miguel Angel Heredia, junto a la alcaldesa de Nerja, Rosa Arrabal, han anunciado que el PSOE va a pedir la comparecencia en el Congreso de la Ministra de Medio Ambiente para que explique los retrasos en la depuradora de Nerja y su “chapuza” de gestión, recordando que la obras comenzaron a principios de 2014 y tenía 30 meses de ejecución, con lo que tendría que estar finalizadas para el verano de 2016. “No sólo no lo estuvieron, sino que desde abril de 2017 las obras están paralizadas”, han denunciado.

Heredia ha criticado que el anuncio del subdelegado de Gobierno en Málaga el pasado 24 de octubre de que se había alcanzado un acuerdo con la empresa para reactivar los trabajos ha sido “absolutamente falso”, y ha explicado que el 18 de enero la empresa adjudicataria solicitaba al Ayuntamiento los desvíos de tráfico para instalar los colectores en las calles y completar las estaciones de bombeo y anunciaba que se retomarían las obras.

“Pero sólo un día después, el 19 de enero, la empresa adjudicataria se desdecía y aseguraban que las obras no se retomarían sin la autorización de un juez. El 23 de enero el Gobierno anunciaba en los medios de comunicación que rompía el contrato con la adjudicataria de las obras”, ha señalado, añadiendo que las obras están al 76% de ejecución, aunque falta también por concretarse un proyecto complementario para incorporar ocho de los once puntos de vertidos no previstos inicialmente.

Heredia ha considerado “un insulto a los ciudadanos y ciudadanas de Nerja” que las obras lleven más de ocho meses paralizadas y va a exigir en el Congreso que se terminen antes de verano de 2018. Así, ha señalado que el Gobierno del PP “no tiene el más mínimo interés por reanudarlas” y ha criticado que las obras de la depuradora de Nerja deberían haber finalizado hace más de un año, “acumulan retrasos y promesas incumplidas del Gobierno PP”.

“El Gobierno de Rajoy se comprometió a que esta depuradora estaría plenamente operativa en junio de 2016. No sólo no ha sido así, sino que con la quiebra de la empresa adjudicataria no hay ni fecha de terminación. Nerja tiene una población de unos 20.000 habitantes, pero que en temporada alta llega a los 80.000; tiene el dudoso honor de seguir siendo el único gran municipio del litoral malagueño que sigue vertiendo al mar sus aguas residuales sin ningún tipo de tratamiento previo”, ha dicho.

Los trabajos de la depuradora fueron adjudicados por el Ministerio de Medio Ambiente en 23,2 millones de euros, deberían haberse finalizado hace más de año y medio, pero el panorama de las obras paralizadas es desolador en el municipio, ha explicado el diputado, y aún quedan por culminarse la principal estación de bombeo de aguas residuales, que se ubicará en la parte trasera del paseo marítimo de la playa de Burriana. También queda por terminarse de instalar el colector terrestre, y el emisario submarino que permitirá lanzar al mar el agua depurada que no se emplee para el regadío, ya que la planta incorporará tratamiento terciario.

En el casco urbano  queda por instalar un colector de casi un kilómetro de longitud, desde la estación de bombeo de la desembocadura del río Chíllar hasta conectarlo con el instalado en la calle Diputación a principios de 2015.  En el entorno del mirador del Bendito también está pendiente otra actuación para unir el colector que se instaló con las obras de reurbanización de la calle Carabeo. “Sin embargo, a todas estas actuaciones pendientes hay que sumar un proyecto complementario para incorporar ocho puntos de vertidos no previstos en el proyecto de ejecución aprobado. En un principio, se estimaba que esto supondría un sobrecoste de de 2,2 millones. Los trabajos pendientes podrían prolongarse aún un año y medio”, ha dicho.

Para Heredia, la realidad es que “tras seis años de gobierno del PP, Nerja continúa siendo el único municipio de la Costa del Sol que no depura sus aguas residuales” porque “la gestión del Gobierno del PP en este sentido ha sido un fracaso”. Por ello, ha vuelto a exigir al Gobierno que “de una vez por todas acabe con el mayor punto negro en materia de saneamiento” que tiene, según ha dicho, la provincia de Málaga y la Costa del Sol. “Para que la Costa del Sol sea un destino de excelencia hay que eliminar de una vez por todas el gran punto negro del saneamiento, que está en Nerja”, ha concluido.