Rincón adjudica la revisión del Plan Urbanístico a la empresa Turismo y Planificación Costa del Sol, por un importe de 155.905 euros

Rincón adjudica la revisión del Plan Urbanístico a la empresa Turismo y Planificación Costa del Sol, por un importe de 155.905 euros



El objetivo del equipo de gobierno bipartito, de PP y PA, es tenerlo listo en esta legislatura, dando además luz verde al desarrollo de 1.801 viviendas en el sector de Alique, en Torre de Benagalbón. Y es que en municipios como Rincón de la Victoria, aunque aún quedan suelos para desarrollar, cerca  de unas 3.500 viviendas, el documento data de 1992, y está únicamente adaptado parcialmente a la ley andaluza.

Por este motivo, las distintas corporaciones en el tiempo han intentado, en la última década, intentar aprobar un nuevo PGOU. Sin embargo, hasta ahora ha sido prácticamente imposible, por las limitaciones de crecimiento que impone la Juntade Andalucía.

En un nuevo intento por desbloquear este asunto, el equipo de gobierno bipartito, de PP y PA, con el apoyo de Ciudadanos, ha dado un paso clave para poder contar, antes de que finalice la legislatura, con un nuevo documento urbanístico que ponga orden en el expansivo desarrollo que ha vivido el municipio en los últimos 25 años, con miles de viviendas ejecutadas, incluso al norte de la autovía.

Conocedores además que la población se ha más que duplicado en este tiempo, al rebasar ya los 44.000 personas empadronados. Por ello el ayuntamiento rinconero ha adjudicado a la empresa Turismo y Planificación Costa del Sol S.L.U. la redacción del nuevo PGOU, por un importe de 155.905,06 euros, según anunció el alcalde, Francisco Salado que ha destacó «la experiencia de la empresa que se encargará de realizar el diseño de este planeamiento urbanístico».

El regidor resaltó la necesidad de «dar seguridad jurídica y urbanística al municipio mediante una normativa adaptada a la legislación actual, que facilite la regularización de viviendas, principalmente en la zona de la carretera de Benagalbón y diseminados». Además, Salado destacó la importancia de contar con este nuevo documento, «que permita recuperar zonas para equipamientos públicos, y que posibilite a los ciudadanos efectuar obras de rehabilitación en aquellos edificios que quedaron fuera de ordenación por estar construidos con una legislación antigua».

«Estamos trabajando para adaptar el Plan General a los cambios normativos. Actualmente estamos en la última fase de redacción para llevar este documento a una aprobación provisional, con el correspondiente periodo de publicación y resolviendo alegaciones, para definitivamente aprobar el documento por el pleno, la Junta de Andalucía y órganos competentes, con el fin de que entre en vigor en esta legislatura», señaló el alcalde.

Así, se va a crear una comisión técnica de trabajo, compuesta por el alcalde y el concejal de Urbanismo, arquitectos redactores de los documentos, así como técnicos ambientales cualificados de la empresa adjudicataria y el arquitecto jefe del servicio, un ingeniero y el asesor jurídico de la Oficina Municipal de Urbanismo.

Por otro lado, en la sesión plenaria de finales del pasado mes de junio se dio luz verde definitiva a una modificación de elementos del PGOU para posibilitar el desarrollo de 1.801 viviendas en el sector de Alique, en Torre de Benagalbón. La zona dispone de más de tres millones de metros cuadrados de suelo urbanizable. Con el cambio se permitirá más altura a los edificios situados más cerca de la playa, sin modificar el techo edificable total. La propuesta del Partido Popular fue respaldada por Ciudadanos, PA y PSOE y tuvo el voto en contra de Izquierda Unida y Ahora Rincón.