Sánchez Haro anima a aprovechar la gastronomía para difundir la cultura andaluza

13

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha animado hoy a aprovechar el abanico de posibilidades que se abre en torno a la sinergia turismo, gastronomía y salud para dar a conocer la forma de vida y la cultura andaluzas en todo el mundo.

En su pregón en el XIX Día del aceite Verdial de Periana, en la comarca de la Axarquía, Sánchez Haro ha reinvindicado la excelencia y la calidad del aceite de oliva como huella “inequívoca” de la historia, el origen, la cultura y el saber hacer de un pueblo.

“Las personas, cuando viajan, no sólo quieren ver, sino, sobre todo, sentir y experimentar”, ha aseverado, y ha insistido en la importancia de “llevar la forma de vida y el patrimonio que representan nuestros productos y nuestra cultura gastronómica a todos los rincones del mundo”, porque “es necesario dar a conocer su sabor y sus cualidades”.

A su juicio, con cada botella de aceite Periana promociona una porción de la Axarquía, la que mana de ese campo de olivos de gran belleza que atesora auténticas esculturas milenarias.

Entre ellas, el consejero ha aludido al Olivo Caracol de Fuente Piojo, Premio AEMO al Mejor Olivo Monumental de España 2017; el Olivo de los Tres Pies o la Estantería, “singulares, de troncos retorcidos que se asientan sobre raíces centenarias”.

Un patrimonio, ha proseguido, puesto en valor a través de la ruta de los olivos milenarios, presentada en la Feria Internacional del Turismo (Fitur) 2018 con la Cooperativa olivarera San Isidro como artífice y promotora, junto a la de San José Artesano de Mondrón, de la generación de empleo y riqueza para más de 1.300 familias de Periana y la comarca.

Rodrigo Sánchez ha ensalzado la condición del olivar como el “cultivo más emblemático y esencia” de Andalucía y también de Málaga, que contabiliza hasta 124.000 hectáreas que aportan más de una cuarta parte de la producción agraria provincial, con un valor superior a los 250 millones de euros.

Este sector, además, mantiene un importante tejido empresarial, con hasta 76 almazaras, entre otras actividades relacionadas.

Desde el pasado octubre hasta marzo se han producido en Málaga más de 66.000 toneladas de aceite, un 43 por ciento más que en el mismo periodo de la pasada campaña.

El titular de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha abogado por seguir la senda del incremento de la eficiencia y el valor añadido, para aumentar la cantidad de producto en unas “tierras generosas” y, sobre todo, obtener aceites de oliva de mayor calidad.

Todo ello, “para dar respuesta a la creciente demanda mundial y nacional del aceite de oliva, impulsada por sus bondades organolépticas y su condición de ingrediente diferenciador del paradigma de la alimentación saludable que reside en la Dieta Mediterránea”. De ahí, ha continuado, que “debamos apostar, más que nunca, por la calidad y la sostenibilidad, para posicionar en el mercado este aceite dorado, dulce y afrutado, sin sabor amargo”.

Al finalizar su intervención, Sánchez Haro ha cumplido con la tradición de todo pregonero en Periana de subirse a una báscula para recibir el equivalente a su peso en aceite verdial, un aceite que va a recibir el Banco de Alimentos de Málaga.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido