Se logra un acuerdo para garantizar el futuro de la Escuela de Música y Danza de Vélez-Málaga

La moción para normalizar la relación contractual de la Plantilla docente fue presentada por IU y ha contado con el apoyo del Concejal No adscrito José Antonio Moreno Ocón, el Partido Popular y los ediles del Grupo Independiente. El grupo municipal de IU pide el cese del Director General del Ayuntamiento por "su trato a la plantilla docente de la Escuela municipal de Música y Danza"

Se logra un acuerdo para garantizar el futuro de la Escuela de Música y Danza de Vélez-Málaga



Esta semana se ha alcanzado un consenso en el seno de la corporación veleña para garantizar el futuro de la Escuela Municipal de Música y Danza, a través de la normalización de la relación contractual del cuerpo docente, bien desde el propio Ayuntamiento o mediante el encargo de gestión de este servicio a la empresa municipal Emvipsa.

Esta propuesta, según expresa el grupo municipal de IU en un comunicado, ya fue difundida por los concejales de Izquierda Unida sin éxito a través de una moción urgente la pasada sesión plenaria. En esta ocasión, se ha presentado conjuntamente con el Concejal No adscrito José Antonio Moreno Ocón y logró, tras su debate en la comisión informativa de recursos y acción administrativas, el apoyo del Partido Popular y de los ediles del Grupo Independiente. Tras haber sido asumida por más de un tercio de los ediles de la corporación, la propuesta llegará a la próxima sesión plenaria acompañada de un informe de legalidad que se presentará a la Secretaría General del Ayuntamiento. Una vez llegue dicho informe, se espera que el resto de la corporación también se sume a la aprobación de la propuesta.

Desde IU, que impulsó la moción, se han mostrado críticos con la gestión de esta problemática por parte del Director General del Ayuntamiento, Tamayo Bonilla. Según el portavoz del grupo, Miguel Ángel Sánchez “la única solución que ha dado Tamayo Bonilla a la plantilla docente, contratada en precario, sólo hasta fin de año y a través de una empresa externa, es constituirse en cooperativa para que este servicio, ahora municipal, pase a gestionarse de manera indirecta a través de dicha cooperativa, que sería la encargada de dar de alta en la seguridad social a los docentes y pagar sus nóminas con cargo a una subvención que, al parecer, recibiría del consistorio”.

Sánchez prosigue en el comunicado enviado a los medios “lo más grave  es que este señor tenga la osadía de afirmar a una plantilla que en algunos casos acumula ya casi dos décadas de antigüedad en la escuela y a la que tenemos desde hace meses sumida en la incertidumbre, que si no se asocian en una cooperativa, cuando vuelvan de las vacaciones, serán otros quienes se habrán asociado y estarán dando sus clases o que el señor Tamayo plantee a esos titulados superiores -que llevan años sacando adelante una escuela municipal de música y danza que funciona y tiene un gran futuro-  que ¿no pensarán ustedes vivir de la música solamente?”

El portavoz del grupo municipal de IU ha afirmado que, “nada más que por esta forma de tratar a un colectivo de trabajadores a los que el Ayuntamiento tienen sumidos en una incertidumbre laboral, el alcalde debiera cesar de oficio a su recién nombrado director general”.