Sindicatos exigen cumplir la normativa en materia de prevención de riesgos laborales

Sindicatos exigen cumplir la normativa en materia de prevención de riesgos laborales

Las organizaciones sindicales, UGT y CCOO se han concentrado este medio día de martes ante el primer fallecimiento en el trabajo ocurrido en la provincia en este 2018, ocurrido este pasado lunes al volcar un vehículo cuando circulaba por un camino rural en la localidad de La Viñuela y donde también resultó herida otra persona. Asimismo, han vuelto ha exigir que se cumpla la normativa en materia de prevención de riesgos laborales.

En la concentración, han deseado “una pronta recuperación” al herido y han mostrado su solidaridad con los familiares del fallecido y su rechazo por la alta siniestralidad laboral. Asimismo, han incidido en “que acudir al puesto de trabajo no puede suponer el riesgo de perder la vida o la salud”.

El secretario general de CCOO Málaga, Fernando M. Cubillo, ha afirmado que el año 2018, “lamentablemente comienza de la misma forma que el 2017, con un fallecido en la primera quincena de enero”. Asimismo, ha incidido en que “el hecho de que haya sido en un vehículo, no implica un mero accidente de tráfico. Hay que analizar la evaluación de riesgos, el estado del vehículo, las condiciones de trabajo, los periodos de descaso… para poder conocer las circunstancias del hecho”.

También el dirigente sindical ha afirmado que “Ayuntamiento de La Viñuela, Junta de Andalucía e Inspección de Trabajo son responsables de la investigación, analizando también el plan de prevención y la planificación de la actividad preventiva y la vigilancia de la salud”.

Por su parte, el secretario general de FeSP de UGT Málaga, Francisco Martínez, ha manifestado que “desde UGT Málaga, de nuevo volvemos a clamar por el cumplimiento estricto de la normativa en materia de prevención de riesgos laborales.”

En este punto, Martínez ha afirmado que “hay que luchar por construir un mercado laboral más justo, donde hagamos descender el número de accidentes laborales y eso sólo se consigue, por una parte, mejorando las condiciones laborales del conjunto de la clase trabajadora malagueña; y por otra, insistiendo el cumplimiento estricto de la legislación preventiva, con todo lo que ello implica, para lo que las Administraciones competentes tienen que contar con los recursos humanos y materiales necesarios”.