Sting revive en Fuengirola el espíritu más ochentero

Sting revive en Fuengirola el espíritu más ochentero



Jesús Hurtado/Axarquíahoy.es

El músico inglés actuó anoche en Fuengirola, donde el ex de Police tocó mayoritariamente temas de su antigua banda, de su carrera en solitario y poco de su nuevo trabajo 57Th & 9th, con el que está presentado en gira por Europa y tras haber recorrido ya los Estados Unidos.

La ladera del Castillo de Sohail fue creciendo en expectación desde que su telonero, el violinista libanés afincado en Madrid, Ara Malikian, irrumpió con su grupo para ofrecer una seria de temas que están incluidos en su tour “La Increíble Gira del Violín”. No fue fácil para Ara tocar a medida que fue cayendo la tarde noche y crecía la humedad del mar tan cercano, sobre todo para las cuerdas de su violín.

IMG_6463

Pero lo cierto que su inicio de ser lento y muy armonioso a tres violines y contrabajo, acabaría como siempre ganándose al público con virtuosismo y técnica, con un talento increíble que le permite mutar desde las estaciones de Vivaldi o las arias de Bach a canciones que recordaba a su abuelo al que debe tocar el violín o música rock con un tema de Led Zeppelin. Y entre medias a su actuación, poder contar al público anécdotas de joven de su primer violín que sin ser de un luthier o maestro reconocido, le puso Ravioli.

IMG_6456

En Sting todas sus canciones se siente el espíritu de The Police, que sigue sobrevolando por allí donde pase, no sólo porque interpretó un buen número de temas de la legendaria y desaparecida banda, sino porque el conjunto del concierto fue una vuelta a los orígenes y al rock. Ante las casi 9000 personas que llenaron , Sting inició su concierto con tres temas inolvidables de The Police, “Synchronicity II”, “If I Ever Lose Muy Faith In You” y “Spirits in the Material World”, fueron los primeros que sonaron, y el público, que mayoritariamente tenía ya edad de bailar cuando esta banda británica triunfaba a finales de los 70s, agradeció este arranque nostálgico y ciertamente potente.

IMG_6514

Después vino “Englishman in New York”, uno de los temas más conocidos de su carrera en solitario, que marcaba la ruta  magnífica que iba a recorrer la noche, plagada de éxitos, tanto de The Police como de la producción posterior. Aunque la gira lleva por título “57th & 9th”, de este disco Sting sólo interpretó un tema, la rockera “Petrol Head” y al que le continuó “She´s Too Good For Me” para presentar a su banda: Dominic Miller, guitarrista que le acompaña hace años; Josh Freese, batería; Rufus Miller, guitarrista e hijo del primero; y Joe Summer, hijo de Sting, a los coros y guitarra y Percy Cardona (de The Last Bandoleros) al acordeón. Sin duda todo quedaba en la familia.

IMG_6553

Y al frente de todos ellos Sting, que a sus 66 años conserva una forma física estupenda y mantiene intacto su carisma y su voz, aunque ya no busca los recintos más grandes como antiguamente, ahora prefiere escenarios o entornos como el Maremostrum Music Castle Park  o plazas de toros que vienen a tener una aforo casi similar.

El concierto se hizo corto a todos, menos a los que en gran número hicieron cola para poder llevarse a la boca un refrigerio y cuando se llegó a la barra, ya no había existencias o se tenía que espera otro tanto más para que pudieran reponer las existencias.

IMG_6569

En total fueron 19 las canciones que Sting interpretó, o mejor dicho 18, ya que su hijo Joe también tuvo su momento de protagonismo en el concierto cuando se puso al frente para entonar una versión de “Ashes to ashes”, todo un guiño al malogrado David Bowie.

En la recta final llegarían más “pasajes” en donde apareció su famoso “reggae para blancos”, estilo particular en el sello de su grupo con temas como “Walking On The Moon”, “So Lonely”, “Desert Rose”, “Roxanne” “Next To You” para que luego el espíritu más ochentero dijera estar presente más que nunca de la mano de la coreada “Every breath you take” y tras despedirse momentáneamente volver al escenario para regalarnos el bis “Fragile” que cerraba una noche espléndida en la tercera fecha de Sting por nuestro país.