The Prodigy puso su electrónica furiosa en Weekend

The Prodigy puso su electrónica furiosa en Weekend



Jesús Hurtado/Axarquíahoy.es

Había expectación por verlos llegar, cada uno en un Mercedes de alta gama y pidiendo un camerino para cada componente. Fuera en la zona de acceso a vestuarios y prensa, el ambiente crecía por instantes.

Acordonado de lado a lado por la seguridad del festival, los componentes de este grupo británico, Liam Howlett, Keith Flint y Maxim Reality fueron subiendo casi puntuales con el horario establecido y eso si, con mucha calma por la rampa que les llevaba directos a su público, calma que instantes después y ante miles de seguidores nunca tuvieron, convirtiendo y aquí jugamos con el nombre del escenario, de Weekend Brugal a “Brutal”.

IMG_5391

Y es que ofrecieron un ejemplo perfecto de cómo dar un concierto ante tanto convocado expectante y además ser capaces de mantener la entrega del público al más alto nivel y desde la primera hasta la última canción. Y es que supieron cumplir todas las expectativas de sus fans y hasta se puede decir, que las superaron con creces.

The Prodigy saltaron al escenario dispuestos a sacudir con sus electrizantes ritmos al público del Weekend, con sus temas mas conocidos, canciones que no únicamente transmiten sensaciones con los significados de sus palabras, hay otra cosa que es ritmo y además sonido y eso transmite también.

IMG_5396

¿Y cómo se consigue mantener eso ante a miles de personas bailando, saltando, empujando y gritando ininterrumpidamente durante más de hora y media? Ellos parecen haber dado con la magistral fórmula. El hecho más evidente y fácil es que llevan en esto más de 25 años revolucionando la música electrónica. Pero la adrenalina que se descarga en sus conciertos es una constante a pesar del transcurso del tiempo.
IMG_5267
Temas tan conocidos como “Breathe”, “Invaders must die”, “Omen”, “Voodoo People” o “Smack my bitch up” no faltaron entre otras en una noche memorable que incluso dejó al numeroso público con ganas de más.
Afortunadamente queda un día más de este festival para desquitarse.