El Torredonjimeno fue mejor que el Rincón (3-1)

El Torredonjimeno fue mejor que el Rincón (3-1)

El Torredonjimeno de Manuel Chumilla funciona como una máquina bien engrasada mientras que al CD. Rincón de Bravo le cuesta mantener su ritmo de buenos resultados.

Cierto es que este domingo le costó a los locales entrar en juego y en calor. Pero al final fue capaz de ir madurando el partido para dejar los tres puntos en su casillero y firmar un nuevo triunfo ante una afición que volvió a corear cánticos pidiendo al técnico jienense que se quede en la casa rojiblanca la próxima temporada.

Torredonjimeno y Rincón ofrecieron un buen partido de fútbol, quizás marcado por la expulsión de Raúl en el minuto 40. Dos bloques con los deberes hechos, sin presión, que saltaron al césped del municipal tosiriano con ganas de destilar gotas de buen fútbol.
Los pupilos dirigidos por Bravo salieron algo más entonados. Con una marcha más empezaron a tener una mayor presencia ofensiva en el área rival desde el pitido inicial. Por su parte los tosirianos, fríos y ausentes, se limitaban a montar contras eléctricas que no hacían daño a un Rincón sobrio y bien posicionado.

En el minuto 12 apareció la figura de Juan Carlos, que se topó con el meta Javi Cuenca en un disparo lejano. El partido fue un duelo de titanes entre el ariete rojiblanco y el cancerbero visitante. Enormes los dos.

El Rincón golpeó primero. Ylo hizo al cuarto de hora en una acción en la que no estuvo acertada la zaga local y en la que Jony cazó el esférico en el área tras varios rechazos. Tocaba remar en contra.

Respondió el local Carrillo, en el minuto 19, con un remate de cabeza que ajustó demasiado al palo izquierdo y que no encontró los tres palos. Incluso le anularon un gol a Juan Carlos en el 24 por fuera de juego. El Torredonjimeno había comparecido al encuentro.El partido perdió algo de intensidad y ritmo y el Rincón daba la sensación de estar tejiendo el guión soñado. Pero en el 40 Raúl fue expulsado al cortar una contra local con la mano. Y todo cambió.

Al descanso se llegó con una acción brillante de Miguelín que arrancó desde su propio campo sorteando rivales y definió con un disparo desde la frontal que no encontró su destino.Tras la reanudación, los de Chumilla salieron del túnel de vestuarios con el cuchillo entre los dientes. Cuenca volvió a salvar el empate en el minuto 9 ante Javi Quesada. Pero en la siguiente acción Juan Carlos, no podía ser otro, resolvió con maestría un uno contra uno ante Javi Cuenca al que batió por bajo. Empate a uno y partido nuevo.

El Torredonjimeno estaba haciendo méritos de sobra para haber celebrado el segundo, pero se estrellaba constantemente en la muralla que estaba forjando Cuenca. Con todo, un exceso de confianza en una cesión atrás a Olivares estuvo a punto de costar muy caro a los locales. El balón se atascó en el césped embarrado y sólo la rápida reacción del meta tosiriano logró evitar la tragedia.

Los locales las estaba teniendo de todos los colores, incluso reclamaron un tanto fantasma que sacó la defensa malagueña, pero el gol no llegó hasta el minuto 74 tras una falta lanzada por Adri que despejó Cuenca y envió a la red Zapa.

Pero el Rincón no había dicho la última palabra y también tuvo su oportunidad para rescatar un punto. Javi López tuvo el empate con un lanzamiento que salió rozando el palo izquierdo de la portería local. El susto se quedó en el cuerpo de los aficionados tosirianos.

Para evitar males mayores, Carrillo firmó un tanto de muy bella factura en el minuto 89 con el que quedaba resuelto el choque.
Al final triunfo de un Torredonjimeno que se afianza en la zona noble de la tabla clasificatoria con 43 puntos en el puesto undécimo y para el Rincón le supone su derrota que lo deja en la posición de la tabla