“Una de las dinámicas clave de la lanzadera de empleo es el empoderamiento, mentalizarnos de que somos el candidato idóneo”

27

Las viñetas de José María Pérez González, “Peridis”, las encontramos cada día en un diario de tirada nacional. Conocemos su  faceta de dibujante y humorista y también la de escritor. Pero muchos no sabemos que Peridis es el impulsor de la Fundación Santa María la Real, el creador de los programas de Escuelas Taller y Casas de Oficio de España y de  las más actuales Lanzaderas de Empleo.

Las lanzaderas son un programa de innovación social, orientado a mejorar la intervención con las personas desempleadas, impulsado por Fundación Santa María la Real,  Fundación Telefónica, (y en Andalucía por la Junta de Andalucía); con la cofinanciación del Fondo Social Europeo. Las ideó el cántabro Peridis a raíz de la crisis económica y las elevadas tasas de paro en nuestro país, presentándolas como alternativa a la tradicional intervención social del desempleo, ya que proponen un cambio de enfoque en las políticas de inserción laboral, basado en las técnicas de coaching.

Las primeras Lanzaderas comenzaron a funcionar en el año 2013 en el norte de España. En la actualidad existen 143 funcionando, 55 en Andalucía y  2 en la Axarquía: en Rincón de la Victoria y en Vélez-Málaga.

Axarquía Hoy ha hablado con la coordinadora de la Lanzadera de empleo de Vélez-Málaga, Susana Ruíz Salvatierra, para que nos cuente un poco más sobre este innovador programa de inserción laboral.

Axarquía hoy: ¿Qué ayudas concretas se ofrecen en una lanzadera de empleo?

Básicamente ofrecemos ayuda de orientación laboral: cómo hacer el currículo, cómo enfrentarte a una entrevista, cuáles son las web donde encontrar empleo, en qué redes sociales puedes moverte.  Pero se diferencia de otros programas porque es una ayuda también personal, ya que el mercado laboral es muy competitivo y no basta con que tengas carrera, máster e idiomas, sino que te tienes que diferenciar de los demás y tienes que mostrar que eres el candidato ideal. Así, en las lanzaderas utilizamos el coaching para desarrollarnos como personas: realizamos dinámicas para trabajar la inteligencia emocional, las cualidades y competencias de cada persona, el valor añadido que puede ofrecer ésta en el entorno laboral, y su marca personal.  Sobre todo el empoderamiento, que la persona se crea que es buena. Porque todo el mundo es bueno para algo, pero no nos los creemos.

¿Cómo se “vende” una persona a la hora de buscar empleo?

Lo principal es conocerte, porque todo el mundo tiene algo bueno. Saber qué cosas buenas tienes, una vez las conoces es más fácil enseñarlas y venderlas. También, tienes que tener claro tu objetivo profesional con el fin de emprender un camino para alcanzar ese objetivo. Hay muchas técnicas de venta: por ejemplo, el elevator pitch, imaginar que tienes que mostrar tu valor a la persona que te contrata en el tiempo que dura un viaje en ascensor, es decir en menos de dos minutos.

¿Cómo es el día a día en una Lanzadera de empleo?  

Somos un grupo de 20 personas, cada uno con un perfil diferente, que tienen en común buscar empleo. Es algo voluntario. Han visto que no funcionan las técnicas de búsqueda de empleo utilizadas hasta ahora y por eso buscan otra alternativa. Además, se ayudan unos a otros; de hecho, durante estos dos meses hemos trabajado la cohesión grupal, porque si buscamos trabajo todos para todos necesitamos conocernos, tanto nuestros objetivos como las competencias y las cualidades de cada uno. Así, las dinámicas que hacemos son de conocimiento, pero también paralelamente de búsqueda de empleo: contactamos con empresas de la zona, con medios de comunicación para darnos a conocer…

A su vez, estas 20 personas se dividen en subgrupos que trabajan diferentes proyectos Cada pequeño grupo realiza unas funciones. Todo esto lo plantea el propio equipo, la propia lanzadera, que ellos mismos han llamado “Maenoba” (en honor a la antigua ciudad) cuyo lema es “solos podemos, pero juntos mejor”. Así, tenemos un grupo de comunicación, que se encarga de manejar las redes sociales y contactan con medios de comunicación. Otro grupo hace tareas de intermediación con empresas que se ajusten a los perfiles de los miembros del equipo. Otro grupo es el de recursos humanos, que lleva a cabo recomendaciones para hacer el currículum, cartas de presentación, entrevistas, explican cómo funciona la parte laboral de una empresa…

¿Cuáles son los perfiles específicos dentro de esta lanzadera?

Hay personas con edades comprendidas entre los 18 a los 57 años, algunos con estudios básicos y otros con estudios superiores, como Marketing, Bellas artes, Informática… También hay abogados, formadores, monitores deportivos, periodistas, organizadores de eventos, emprendedores, dependientes del sector textil, personas que trabajan en servicio de ayuda al domicilio…

¿En estos dos meses que lleva funcionando la Lanzadera, hay alguna inquietud, duda o problema que se repita, que tengan en común tantos perfiles diferentes?

A la hora de buscar empleo cada uno tiene errores en diferentes campos: unos se han dado cuenta que no se vuelcan demasiado en la búsqueda a través de internet o no explotan las redes sociales;  otros han visto que deben adaptarse al mercado laboral, porque es muy flexible. Casi todos están haciendo más visible el CV, otros necesitan adquirir habilidades para hacer entrevistas de trabajo porque nunca se habían enfrentado a ellas. Hay además gente que se incorpora por primera vez al mercado laboral y necesita conocerlo y otras personas que están tratando de montar su propio negocio. Ya hay gente que ha logrado incorporarse al mercado laboral; no obstante, estamos aún con la primera parte del programa, que es más de autoconocimiento y cohesión grupal.

lanzadera-velz

¿Cómo psicóloga especializada en orientación laboral con 12 años de experiencia, qué claves da para buscar empleo con éxito?

El éxito depende de cada persona: algunos pretenden conseguir prestigio, reconocimiento y cierta responsabilidad;  otros quieren un trabajo cercano al domicilio, a jornada parcial, adecuado a su experiencia y nivel estudio… Lo que siempre recomiendo, independientemente del perfil laboral, es tener claro el objetivo laboral, porque hay muchas personas que dicen “quiero trabajar de lo que sea” y “de lo que sea” no existe. Hay muchos puestos de trabajo y cada puesto necesita unos requisitos diferentes, por lo que hay que centrarse en alcanzar un objetivo, ya que no es lo mismo lo que necesitas para ser camarero que para ser comercial.  Hay que andar un camino diferente y si no sabes cuál es tu fin no sabes cuál es tu camino, por ello nunca vas a ser el candidato ideal para un trabajo si no sabes el camino a seguir. También es imprescindible la motivación, porque es normal que después de mucho tiempo sin empleo mantener la motivación es difícil, pero quien busca encuentra.

¿Son realmente efectivas las plataformas de internet a la hora de buscar empleo o es mejor tener una buena red de contactos?

Es cierto que el 80% de ofertas no salen a la luz, se cubren por el boca a boca,  por ello es importante tu red de contactos (compañeros trabajo, antiguos jefes, etc.) No obstante, este es solo un medio más. Cuantos más medios utilices más efectiva será tu búsqueda. Cerrar una puerta siempre será un error. También depende de cada profesión, por supuesto.

¿Cuáles son las claves de un buen currículum?

Que sea atractivo visualmente. Debe contener todos los datos (formación, experiencia), pero siempre adaptado al puesto, así habrá que llamar más la atención hacia unos u otros datos  dependiendo del trabajo.

¿Conviene mentir en el currículo?

Recomiendo no mentir, pero sí adornar. Hay muchos trucos para decir las cosas y esto no implica mentir, sino resaltar más unas cosas que otras y poniendo más énfasis en lo que nos conviene enseñar. Aunque yo recomiendo no mentir, porque en la entrevista se nota y tienes que ir seguro de ti mismo.

¿Y qué recomiendas a la hora de acudir a una entrevista?

Ir seguro de ti mismo. Tienes que mentalizarte de que vales para ese puesto y mostrarle eso a la persona que tienes delante. Siempre es recomendable informarse de la empresa y es mucho mejor si preguntas a alguien que ya haya trabajado allí.

¿Quiénes lo tienen más difícil para acceder al empleo, los jóvenes que se acaban de incorporar al mundo laboral o los más veteranos que acumulan años de experiencia?

Es cierto que según las estadísticas hay más jóvenes en desempleo, por eso la gran mayoría de los programas de empleo se destinan a jóvenes, y es verdad que en casi todas las ofertas se pide experiencia laboral, aunque también es cierto que en otras hay tope de edad. Yo diría que lo puede tener más difícil una persona a partir de los 50 años.

¿Qué dirías a alguien que busca empleo en la actualidad?

Que no pierda la motivación, se recicle según la profesión que quiere realizar, conocer el mercado laboral y tocar todas las puertas que haya. “No te pongas tú el no”. Pasa mucho que el que utiliza mucho internet no utiliza las redes de contacto y al revés, por eso yo recomiendo utilizarlo todo.

¿Nos prepara bien la universidad para acceder al mercado laboral o es mejor realizar un ciclo formativo?

Pues depende de la profesión, porque es verdad que ahora piden mucha especialización y la universidad da una formación base, pero luego es necesario realizar cursos y máster. No obstante con los ciclos, que tienen mucha especialización, también tienes que seguir formándote y reciclándote.

¿Hay que trabajar por vocación o conviene ser prácticos?

Es mejor trabajar en lo que a uno le gusta, aunque puedes trabajar en otras cosas a corto plazo para alcanzar tu puesto ideal en un futuro, por eso necesitas siempre una buena planificación.

¿Cuáles son los perfiles más demandados en la Axarquía?

El sector servicios, la hostelería, aunque tiene el problema de la estacionalidad, también el agroalimentario. Una competencia necesaria transversal es hablar idiomas, algo en lo que falla mucho la gran mayoría de demandantes de empleo. Y ahora no basta con el inglés, también hace falta hablar otros idiomas, por ejemplo, aquí en esta zona de la Axarquía el alemán. Los idiomas los tiene que trabajar cada uno, lo que sí podemos desde las lanzaderas es ayudar a los demandantes a  encontrar empleo. Aún quedan plazas para los menores de 34 años, para inscribirse pueden hacerlo en la web lanzaderasdeempleo.es, o en el Centro de Inserción Sociolaboral Polivalente, situado en la calle San Francisco, 3. (2ª Planta).

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar