Unas 400 personas asistieron al primer concierto de Ahinoa Arteta

Jorge Pardo completa el cartel de actuaciones en el interior de la gruta, a las que se suman Los Vivancos y el Ballet Nacional en la plaza de España con entrada libre

Unas 400 personas asistieron al primer concierto de Ahinoa Arteta



La Cueva de Nerja ha inaugurado esta noche la quincuagésimo séptima edición de su Festival Internacional de Música y Danza, certamen que ha contado con una apertura de lujo, de la mano de la soprano Ainhoa Arteta, de manera que la lírica y la poesía han inundado cada recoveco de la gruta en la primera de las dos sesiones que ofrecerá la artista y que serán grabadas por RTVE para su posterior emisión.

El recital ‘La voz y el poeta’, que ha agotado las entradas en ambas funciones y que anoche disfrutaron casi 400 asistentes, supone un recorrido irrepetible por la obra poética y musical de Federico García Lorca sobre un escenario único, en el que el pianista Rubén Fernández-Aguirre y la bailaora Pilar Astola acompañan a la prestigiosa soprano, la cual acaba de recibir la Medalla de Oro de las Bellas Artes y cumple 25 años en escena con este homenaje al genio granadino en el 80 aniversario de su muerte.

Al evento han acudido el presidente de la Fundación Cueva de Nerja, Miguel Briones, el gerente de la institución, Ángel Ruiz, y la alcaldesa de Nerja, Rosa Arrabal, entre otros cargos locales y provinciales.

El concierto ha incluido piezas de las ‘Canciones españolas antiguas’, puestas en música por el propio García Lorca, junto a ‘Tres canciones españolas’, musicalizadas por Antón García-Abril. Además, el recital contempla un tríptico de textos musicado por Jesús García Leoz, los cuales se mezclan con las extraordinarias ‘Canciones para niños’ que Xavier Montsalvatge compuso sobre seis textos de Lorca o las versiones de Miguel Ortega de las delicadas ‘Memento’, ‘Romance de luna, luna’ o ‘La canción del jinete’.

Asimismo, como valor añadido, a las voces de la Ainhoa Arteta se suman durante el concierto las de Paco Rabal y Rafael Alberti, declamando célebres lorquianos a manera de transición entre los temas. Sin duda, un encuentro inolvidable a la altura del 57 festival de la gruta nerjeña.