Este jueves se conmemora en Torre del Mar el 81 Aniversario de la “Desbandá” con varios actos

25

Jesús Hurtado/Axarquiahoy.es

‘La desbandá’ mes de Febrero de 1937. Diversas fuentes y estudios estiman entre 200.000 a unas 150.000 las personas que huyeron del avance de las tropas franquistas, alemanas e italianas que dispararon y bombardearon a una población civil indefensa.

Se ha llegado a comparar esta huida a lo que representa el Guernica de Pablo Picasso, donde escenifica en cierta similitud a la masacre de la carretera de Málaga a Almería. Un dantesco episodio que construye un crimen contra la humanidad aún impune.

Por aquellas fechas el diario británico ‘The Manchester Guardian’ da cuenta de lo que está ocurriendo en la costa malagueña:
“La evacuación de Málaga comenzó cuando la población supo de las dificultades de los frentes, pero nadie creyó que el éxodo voluntario iba a asumir el carácter de un cataclismo humano desconocido en la historia de Europa. Pronto se convirtió en una sangrienta realidad. El camino se tornó un infierno bombardeado por los barcos fascistas españoles y los aviones alemanes junkers y los biplanos monoplazas italianos Fiat CR-32. Pronto el camino quedó cubierto de muerte”.
“La caravana de miles de personas llena la carretera de banda a banda; se avanza con dificultad. Algunos prefieren hacerlo de noche (aprovechando que el faro de Torre del Mar ha sido apagado) y deciden tirar campo adentro para evitar los contínuos reconocimientos que se hacen ininterrumpidamente en esta zona de la costa con intención de ametrallar y bombardear.”

Las tropas les siguen de cerca y la gente empieza a abandonar sus enseres en la carretera, que se llena de bultos, carros y de los utensilios más insospechados. Los caballos y los burros pasan a ser los bienes más codiciados, hasta el punto de que algunos supervivientes recuerdan haber presenciado enfrentamientos e incluso robos de estos animales que, en ocasiones, se desploman exhaustos de cansancio.

Así hasta una semana para llegar algunos a Almería. Atrás quedaron en el camino, padres, madres, hermanos, familias rotas y otras que cayeron a ambos lados de un trayecto regado de sangre, confusión y desolación.

El 8 de febrero las cuatro columnas, la de la derecha por el Coronel Rivolta, la del centro mandada por el general Giangualtero Arnaldi, la de la izquierda con el coronel Mario Guassardo “Gusberti” (que debían de entrar con los “frecche azzurre” (flechas azules) por la carretera de Alhama, pasando después por Ventas de Zafarraya y llegar a Vélez-Málaga) para cortar la comunicación de la carretera de la costa, más la última compuesta horas después de caer Málaga, denominada de la Costa con el coronel de infantería Francisco Mª de Borbón y de la Torre, lograban el cerco a la capital malagueña y de ahí acto seguido el consiguiente ensañamiento con los huidos por la carretera Málaga- Almería, a la que peinaron aviones italianas y alemanas así como por la costa con los cruceros, Almirante Cervera, Canarias y Baleares.

En la Axarquía y en especial a Torre del Mar, el teniente coronel Francisco Mejide y el capitán de infantería del Regimiento nº11, Ramón Marva Macía, fueron los primeros en llegar a esta localidad, que pese a registrar unos días antes cerca de 200.000 personas, se encontraba ésta semi vacía, marchando a Vélez-Málaga donde se suponía debía de haber fuerza para resistir y encontrarse sólo el núcleo principal de evacuados de Málaga.

Ya en la madrugada del 7 al 8 de febrero harían presencia el capitán Francisco Mora y sus guardias de asalto, eran dos batallones, quienes tampoco encontraron a las autoridades, indicándoles en Torre del Mar que la Comandancia se había establecido primero en Nerja y después en Motril. La idea de Mora era establecer la línea Torre del Mar-Vélez para preparar la contraofensiva.

Sin duda la peor parte del camino, en los muchos malagueños que de todas partes de la provincia emprendieron la huida, se la llevarían en la zona de Lagos, costa de Torrox, Nerja y Almúñecar. Primero por que el faro de Torrox delató, al estar encendido, la posición para los cruceros y aviones que buscando Torre del Mar no daban con esta localidad (según partes de guerra a través de italcable) y que las fuerzas nacionales confundieron el lugar donde debían de actuar con mucha contundencia por mar y aire.

Recordar que el grueso de personas estuvo durante día y medio en la vega torreña, reparando en el cansancio entre las hazas de caña de azúcar y aprovechando algunas albercas de agua. Situación de tregua que dio el estar apagado el faro de Torre del Mar por Antonio Anselmo Vilar García, su farero responsable y que esta situado hoy día junto a otra de las vegas (ya hoy día en crecimiento urbanístico) que acogió también a muchísima gente, la denominada acequia “Bigotona” con sus accesos conocidos desde la carretera como carriles de “las culebras”.

Sin tregua horas después, hombres, mujeres y niños con el hambre, el cansancio y el miedo en las miradas continuaron el duro camino hacía Almería. Con rostros que hoy podemos ver en algunas fotografías, legado de una barbarie sin sentido en la que, como siempre, son los más vulnerables los que se llevaron la peor parte y que nos recuerdan, tristemente, a los hombres que 81 años después, siguen huyendo del terror en tantas partes del mundo. Han pasado mucho tiempo sí, y aún no todo se ha contado.

Así este de manera reivindicativa este jueves dentro de las actividades en recuerdo y homenaje a las víctimas del genocidio de la carretera Málaga-Almería, en su siguiente tramo con el Club Senderista La Desbandá, saldrá desde la Plaza del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria para llegar sobre las 16.30 horas al Parque de la Memoría junto a la estación de autobuses de Torre del Mar donde se hará una entrega floral junto a instituciones colaboradoras y de ahí partir a la Avda. Toré Toré donde esta situado el faro torreño que fue apagado por su responsable y al que se va a homenajear.

Ya el viernes día 9 el Foro por la Memoria de la Axarquía junto al ayuntamiento de Vélez-Málaga realizarán diversos actos que contará con la participación de personalidades políticas de la provincia y se centrarán en la realización de dos conferencias; la primera de ellas de manos de la coordinadora de ‘Juezas y Jueces para la Democracia’, María Jesús del Pilar, siendo la segunda de las ponencias la que impartirá el periodista y director del programa ‘La Memoria’ de Canal Sur televisión, Manuel Prados, que basará su intervención en un documental sobre el genocidio de La Desbandá con testimonios de los supervivientes.

El eje central del los actos del Centro del Exilio de Vélez-Málaga será un digno homenaje a los mayores supervivientes que sufrieron la huida y que soportaron el horror de la masacre de la carretera Málaga-Almería. En el evento se presentará también el cartel del 81 aniversario de La Desbandá y se entregará un detalle en reconocimiento a los supervivientes que asistirán y a algunas personas e instituciones vinculadas a esta causa.

Comentarios
Cargando...
error: Contenido protegido