Victoria en otro final apretado, para el Clínica Axarquía Salud CB. Vélez ante Maristas (45-42)

Victoria en otro final apretado, para el Clínica Axarquía Salud CB. Vélez ante Maristas (45-42)

El partido comenzaba marcado por las bajas de última hora en ambos equipos, aunque algo más afectados los malagueños que se presentaban al partido con tan sólo 8 jugadores. En el primer cuarto los veleños empezaron bien, con acierto desde la línea de tres puntos conseguían poner las primeras ventajas (12-4), Maristas reaccionaba y con un parcial de 0-7 conseguía dejar en la mínima ventaja el electrónico, 12-11, pero con un postrero dos más uno llegábamos al segundo período, 15-11.

En este cuarto predominaron las defensas sobre los ataques en ambos conjuntos, aunque con dos triples consecutivos los de Maristas conseguían ponerse por delante por primera vez. Sin embargo, tres canastas consecutivas producidas por el juego interior local mantenían una corta ventaja al descanso a favor de los axárquicos, con un paupérrimo bagaje ofensivo, 23-21.

En los primeros minutos tras el descanso seguía la igualdad, a partir del minuto 4 los veleños endosan un parcial de 10-3 que deja el marcador con la máxima ventaja local del partido, 35-28, no obstante el equipo entrenado por Javier Vives, consiguió cortocircuitar a los locales que recibieron un parcial de 0-13 entre los últimos minutos del tercer período y los primeros del último, logrando dar la vuelta al encuentro, 35-41, y obligando a Iván Muñoz a pedir tiempo muerto.

Tras unos ajustes defensivos, se pudieron ver los mejores minutos del Clíca Axarquía Salud CB. Vélez, sobre todo en defensa, siendo capaces de igualar el encuentro a 42 a falta de un minuto. Con otra gran defensa se consigue agotar la posesión de los colegiales, dando la posibilidad de pedir tiempo muerto y sacar desde pista ofensiva. La jugada, que no sale inicialmente, acaba favoreciendo a los veleños con una penetración central a tablero que entra.

De nuevo tocaba defender, y el equipo seguía entonado en los momentos decisivos del choque, de nuevo una defensa ahogando todas las posibilidades de canasta del rival y tiros libres tras falta recibida, de los cuales solo se anota uno. Los malagueños consiguen tirar de tres sobre la bocina para empatar el partido, aunque muy forzado y bien defendido, el tiro no toca el aro y los veleños consiguen su séptima victoria de la temporada.

Iván Muñoz: “Lo hemos pasado muy mal, este equipo siempre nos pone las cosas muy difíciles, en la ida ya tuvimos que remontar una desventaja muy grande al final y hoy nos ha ocurrido de nuevo. El segundo y tercer cuarto han sido para olvidar, pero hemos conseguido reaccionar a tiempo para conseguir la victoria, que se torna en muy importante ya que dos de los equipos que estaban por encima en la tabla han perdido y los tenemos a tan sólo una victoria. Uno de ellos es Málaga Basket que nos visita la próxima jornada, por tanto un partido clave para medir nuestras aspiraciones para estar entre los cuatro primeros.”