Victoria con un Nedovic de fantasía (89-78)

Victoria con un Nedovic de fantasía (89-78)



Unicaja tenía la oportunidad en esta cuarta jornada de empezar a decantar la balanza en positivo, llegaba de vencer a Fuenlabrada y con un Herbalife ya no solo con urgencias (3 derrotas en 3 encuentros), también más cansado tras su estreno en la Eurocup en partido entre semana.

El encuentro comenzó con los de Luis Casimiro mas entonados y los locales perdiendo balones de la mano de Lafayette, aunque poco a poco los verdes se fueron entonando y liderados por Nedovic, igualaron la contienda (10-10 minuto 6).  Ndiaye se estrenó en el Carpena con un tapón y una falta en ataque en la continuación de la jugada. El primer cuarto se acabaría con ventaja canaria 18-20, con canastón incluido de Díez a pase de Smith, los visitantes demostraban la necesidad de empezar a ganar partidos que tienen, mientras los de Plaza mostraban un juego similar al visto en anteriores partidos. La nota negativa del primer cuarto fue la lesión de Nedovic quién en una mala caida se vio obligado a abandonar la pista ayudado por sus compañeros.
Segundo asalto que empezaría igual que el primero, con ambos equipos mostrando sus armas y un Herbalife mas acertado. A Unicaja le mantenía en el partido su rebote ofensivo, su lucha en cada balón y una vez más, los triples (25-27 min 5). Triple para Alberto Díaz y de dos para Brooks para poner a Unicaja arriba 30-29. Quién sigue demostrando año a año sus credenciales a PVDA (Perro viejo del año) es Oliver, el experimentado base agobiado por la defensa de Alberto Díaz tiró de experiencia y sacó en menos de un minuto 3 faltas consecutivos a un Díaz que a partir de entonces tendría que contenerse en su defensa.  El segundo cuarto moriría al compás que marcaban los tiros libres, 2 para Oliver y 2 para Fogg que dejarían el choque con las espadas en todo lo alto, 37-36 para Unicaja.
El susto de Nedovic se quedaría en eso, un susto, el escolta reapareció en el tercer asalto y lo hizo con dos asistencias, una a Musli, la otra a Díez.  Herbalife se encontró con un jugador dolido pero más efectivo que nunca, Nedo arrancó la locura en el Palacio con una penetración donde además sacó la falta personal, los de Plaza intentaban estirar el marcador (44-38 min 23).  Demasiado bonita la estelar aparición de Nedovic que a continuación dio las dos de arena con dos faltas consecutivas. Pero esta vez el serbio estaba dispuesto a dar una master class, se echó el equipo a la espalda e hizo las delicias de la parroquia local (55-45 min 27).  Y otro triple del serbio, 17 puntos para el mejor Nedovic que la afición cajista ha podido ver hasta la fecha, con todo un cuarto por delante. A los últimos 10 minutos se llegaría con el electrónico reflejando un 67-53, rompiendo el encuentro Unicaja con NDiaye y Lafayette como protagonistas invitados a la fiesta del infierno verde.
Último envite y Unicaja esta vez no quería sorpresas, lo intentaría Herbalife pero esta vez sin ocasionar daños a los de Plaza y Herrera.  NDiaye se nota, vaya que si se nota, cuando está bajo aros provoca la mas completa oscuridad a aquellos que se atreven a adentrarse a la zona. Smith mientras tanto a lo suyo, el asesino silencioso, primeros 4 minutos del cuarto final y no había motivos para la preocupación (73-57). Los minutos acumulados en Eurocup y el marcador en contra parecían pesar a la escuadra canaria que pese a todo y de la mano de un entonado Pablo Aguilar, no querían dar la batalla por perdida (77-66 min 36). Nedovic nuevamente, esta vez recuperando un balón y en contragolpe asistiendo para el mate de Brooks, el Carpena vibraba y disfrutaba como antaño (83-68 min 38).  A falta de 2 minutos Plaza sienta a Nedovic para que se lleve la ovación de un Carpena entregado al serbio que cantó al unísono aquello de “MPV”.
El último minuto y medio no tuvo historia, victoria por aplastamiento y talento de un Unicaja que poco a poco va mostrando sus cartas, cartas que si siguen encajando bien unas con otra, prometen alegrías al baloncesto malagueño. Al final 89-78.
Javier Martín