martes. 09.08.2022

Crítica de Cine: 'Mass'

Un áspero drama que se adentra en el asolador panorama personal provocado por una tragedia inesperada e intencionada.

Fotograma de la película Mass. Foto: Archivo.
Fotograma de la película Mass. Foto: Archivo.

Con hechuras teatrales y un presupuesto argumental similar al escogido por Icíar Bollaín para la espléndida Maixabel, este áspero drama se adentra en el asolador panorama personal provocado por una tragedia inesperada e intencionada. Logra tocar la fibra sensible, aunque no alcanza las mismas excelencias que la premiada película española. La manera de expresar los detalles más íntimos y el desconsuelo que proyectan sus magníficos actores hacen esta obra digna de atención. Es inevitable empatizar con la tristeza, angustia e impotencia de los protagonistas. Los mismos pesares son, por desgracia, extrapolables a muchas otras familias, víctimas colaterales de unos sucesos que se repiten demasiado en Estados Unidos, por eso el film cobra especial interés.

Jay y Gail aceptan tener un encuentro con los padres del chico que asesinó a varios compañeros del instituto; entre ellos estaba su propio hijo. Linda y Richard quedaron igualmente destrozados por esa matanza. Nunca imaginaron que el joven Hayden, quien terminó suicidándose, pudiera perpetrar tal atrocidad. Durante la reunión, en la sala de una iglesia, emergerán reproches, frustraciones y aspectos muy personales, compartiendo terribles confesiones a corazón abierto.

La forma en que esa situación incómoda evoluciona, conforme los participantes van cambiando sus estados de ánimo, no ofrece respiro. Pese a ocupar posiciones enfrentadas, recorren juntos esta especie de vía crucis hacia la redención y el perdón. Además, el cara a cara adquiere mayor dimensión al aflorar el enorme dolor soportado tanto tiempo por ambos matrimonios. El desenlace no esconde sorpresas, pero sí depara unas sensaciones distintas a las iniciales.

Fran Kanz cambia de perspectiva y debuta detrás de las cámaras con esta producción modesta que brilla, en primer lugar, gracias a la encomiable realización. Se mueve con pericia por el reducido espacio en donde transcurre la acción casi en su totalidad, y rentabiliza los pocos medios invertidos. Sus méritos se multiplican porque él mismo firma este elaborado guion que también recurre a la elocuencia de los silencios y del lenguaje gestual o bien juega metafóricamente con determinados objetos.

El reparto al completo demuestra un oficio digno de elogio. Todos aportan unas convincentes interpretaciones y cada uno aprovecha los minutos en que su papel eleva la exigencia: Jason Isaacs (Harry Potter), Martha Plimpton (Los Goonies), Ann Dowd

Crítica de Cine: 'Mass'
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad