lunes. 15.08.2022
Fotograma de la película. Foto: Archivo.
Fotograma de la película. Foto: Archivo.

DreamWorks (ShrekKung Fu PandaMadagascarTrolls) ha acertado al confiar en el debutante Pierre Perifel, que firma una divertida película de atracos para toda la familia con mucha acción y donde brillan sus diseños animados. Aunque el relato es previsible a cada paso, incluso en los giros finales, el carisma y personalidad de los protagonistas enganchan desde el principio. Conjuga de forma equilibrada el humor y la intriga con estimables mensajes dirigidos a los niños, e introduce guiños cinéfilos destinados al espectador adulto.

Lobo, Serpiente, Tarántula, Piraña y Tiburón son unos tipos malos: temidos ladrones buscados por la policía que no se cansan de robar bancos. Ahora, se han propuesto conseguir el Delfín de Oro, un preciado galardón que recibirá el distinguido profesor Mermelada por sus actos benéficos. Inesperadamente, los descubren in fraganti, sin embargo, esta magnánima figura les concede la oportunidad de cambiar y ser buenos, pero realmente su clemente oferta tiene truco.

La secuencia de apertura avanza las señas de identidad del film: tras un simpático homenaje a Pulp Fiction, asistimos al primer golpe del día seguido de una vibrante persecución automovilística con la que el guion, luciendo ingenio, va presentando a los miembros de la banda, evidenciando su inspiración en Reservoir Dogs.

Superada la prometedora introducción, no baja el listón y atrapa la atención con la ejecución del siguiente plan, tan calculado como arriesgado porque tendrá lugar en una concurrida gala; hasta se adorna con un fantástico número musical. Solo en algunas transiciones decrece la intensidad narrativa, que recupera plenamente en los últimos minutos.

Durante el metraje subraya las lecturas en torno al valor de la amistad, la auténtica bondad, las falsas apariencias, las segundas oportunidades y los prejuicios infundados.

La música compuesta por Daniel Pemberton insufla energía a unas escenas cuyos diálogos y ciertos detalles visuales acreditan un  loable esfuerzo imaginativo.

Este recomendable estreno debería incitar al público infantil a leer los exitosos libros ilustrados de Aaron Blabey en los cuales se basa. Por ello mismo, no sería de extrañar que tuviera una secuela si las cifras de recaudación así lo aconsejan.

Crítica de Cine: LOS TIPOS MALOS
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad