sábado 27/11/21

Críticas de Cine: 'El Buen Patrón'

Javier Bardem se muestra arrollador encarnando a ese personaje manipulador y aparentemente poliédrico, al punto de que hará dudar al espectador sobre si realmente este tipo domina conscientemente su doble fondo o se cree el discurso paternalista con el cual abre el film.

Javier Bardem en El Buen Patrón. Foto: Archivo.
Javier Bardem en El Buen Patrón. Foto: Archivo.

Fernando León de Aranoa (Los lunes al sol) cambia de perspectiva y lleva a la pantalla una espléndida comedia dominada por la ironía en torno a un cínico empresario que no tiene desperdicio. Javier Bardem se muestra arrollador encarnando a ese personaje manipulador y aparentemente poliédrico, al punto de que hará dudar al espectador sobre si realmente este tipo domina conscientemente su doble fondo o se cree el discurso paternalista con el cual abre el film. Con tan genial interpretación corresponde al magnífico guion, obra del propio cineasta, que nos brinda unos diálogos y situaciones hilarantes sin solución de continuidad, en uno de los mejores largometrajes nacionales de 2021.

Básculas Blanco es una de las tres compañías candidatas a ganar el prestigioso galardón con que el Gobierno regional premia la excelencia empresarial. El propietario, Julián, a pesar de su dilatada experiencia e intachable reputación está muy preocupado por la inminente visita del comité encargado de evaluar las instalaciones. Sin embargo, la acampada de un trabajador recién despedido enfrente de la fábrica pone en peligro su buena imagen. No será el único contratiempo que deberá solucionar.

Sabe rematar el explosivo tour de force con brillantez y sin apartarse de las lecturas punzantes.

El ritmo con el que sigue al protagonista, gracias a la dinámica estructura episódica del relato, y la manera de ir conjugando a conveniencia sus distintos registros, generan una malsana fascinación. Cada secuencia va ampliando su campo de acción siempre con un sentido del humor que evita caer en lo grotesco.

Similares virtudes se advierten en la caracterización de quienes le rodean, aunque su recorrido sea más limitado. Con ese conjunto de elementos construye un asumible retrato del mundo laboral en el que encontramos figuras reconocibles sutilmente caricaturizadas (el patrón, el jefe de producción, la becaria ambiciosa, el operario de confianza, el guarda de seguridad). De ahí surge la capacidad de empatizar con el público. El ingenio que rebosa le permite voltear circunstancias de cariz dramático y provocar la carcajada.

Nadie desentona en el resto de su nutrido reparto, con especial mención para Manolo Solo, Sonia Almarcha, Óscar de la Fuente y Celso Bugallo, a los que se une Almudena Amor (La abuela), el último descubrimiento del cine español.

Críticas de Cine: 'El Buen Patrón'
Comentarios