jueves 26/5/22
Fotograma del musical de animación Canta 2. Foto: Archivo.
Fotograma del musical de animación Canta 2. Foto: Archivo.

llumination no defrauda las expectativas generadas por la secuela de ¡Canta! (2016) y supera a su fantástica predecesora con un derroche de imaginación encomiable. La historia va creciendo hasta deleitarnos con unos veinte minutos finales auténticamente espectaculares. Es mucho más potente visualmente que la anterior, si bien baja algún peldaño en lo que al sentido del humor se refiere. No obstante, transcurre con enorme agilidad, acierta en la caracterización de los nuevos personajes y sus melódicas canciones encajan perfectamente en los extraordinarios números de baile.

Buster Moon y sus artistas están dispuestos a alcanzar el estrellato. Con esa idea viajan a Redshore City (un trasunto de Las Vegas), donde el magnate Jimmy Crystal ha convocado unas pruebas con el propósito de contratar al mejor show del momento. Aunque formalmente no han sido citados, logran convencer a este exigente empresario de que su brillante proyecto, De otro mundo, contará con la presencia del antiguo ídolo de masas Clay Calloway, quien lleva 15 años retirado. Cumplir con lo acordado no les será nada fácil.

La secuencia de apertura, una representación de Alicia en el país de las maravillas en versión musical, adelanta algunas claves de esta magnífica producción. Se atisba el esfuerzo coreográfico que en la última parte del film deslumbra absolutamente.

A continuación, desarrolla su argumento principal sin alejarse de la comicidad que se espera. Particularmente inspirada resulta la escena del casting de aspirantes a actuar en el gran auditorio. Viene a ser la equivalente a la selección de voces que el emprendedor koala realizaba en la primera, menos extensa, pero igualmente ingeniosa.

En el tramo central diversifica la atención entre los protagonistas e introduce temas como la autoestima, la necesidad de mirar hacia adelante, los frutos del trabajo en equipo, y lo importante de no renunciar a aquello que se desea.

Culmina de manera fastuosa, evidenciando la minuciosa labor volcada por sus creadores en completar una obra a pequeña escala que bebe de los éxitos de Broadway.

Su banda sonora la conforman mayoritariamente hits muy recientes, a buen seguro conocidos por el público juvenil, lo cual no obsta a que la película se disfrute plenamente en familia.

Durante los instantes iniciales de los créditos de cierre asistimos a una simpática peripecia a cargo de la atenta señorita Crawly, que pone el broche a este recomendable estreno.

Críticas de Cine: Canta 2
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad