miércoles. 10.08.2022

Críticas de Cine: 'La casa Gucci'

Ridley Scott apuesta por un drama mediático, con las grandiosas actuaciones de Lady Gaga, Adam Driver y Jared Leto.

Lady Gaga en el papel de Patrizzia Reggiani. Foto: Archivo
Lady Gaga en el papel de Patrizzia Reggiani. Foto: Archivo

Tan solo unas semanas después del estreno de El último duelo, Ridley Scott regresa a las salas cambiando radicalmente de género y ofreciendo este estimable largometraje. Seduce la descripción de los personajes, vinculados por una maraña de ambiciones, así como el magnífico trabajo de realización, arropado por las habituales excelencias técnicas que acompañan las obras del cineasta. Aunque en ciertos aspectos se aproxima al melodrama convencional, adquiere especial interés por basarse en unos hechos reales de gran eco mediático, no demasiado lejanos en el tiempo, y en ese sentido cumple sobradamente con las expectativas.

Maurizio Gucci, llamado a dirigir la legendaria firma de moda italiana, prefirió estudiar Derecho y seguir un camino diferente. Esos planes se truncaron al conocer a Patrizia Reggiani, que trabajaba en la empresa de camiones de su padre. Él se enamoró rápidamente, mientras ella veía la oportunidad de tener una vida de lujos y riqueza. Tras casarse, la joven esposa puso todo el empeño en conquistar la cúpula de este emporio, tratando de manipular a quienes tenía a su alrededor.

El guion acierta al ir alternando la perspectiva narrativa, pasando de un protagonista al otro, a la par que da cabida a secundarios de entidad indiscutible. De esta forma, dedica los primeros compases a presentar las piezas involucradas en el juego de poder que se desatará en breve, logrando desde el principio captar y mantener la atención del espectador.

Con loable agilidad va concatenando las circunstancias que fueron determinantes en el devenir de la famosa marca. Paralelamente asistimos a la paulatina metamorfosis de quien fuera el apocado estudiante universitario que quería alejarse de los negocios familiares. Llegado un punto, los acontecimientos comienzan a precipitarse en distintos ámbitos, generando la tensión precisa, hasta completar con ligereza sus dos horas y media de metraje, culminadas con brillantez.

Resulta decisiva la labor realizada a la hora de ambientar los años por los que transcurre el relato y ahí juega también su papel la selección de los éxitos musicales del momento.

Lady Gaga reafirma las virtudes interpretativas que acreditó en Ha nacido una estrella y se muestra arrolladora. Se hacen igualmente acreedores de elogios Adam Driver, por la espléndida manera de trazar la transformación de la malograda figura que encarna, y Jared Leto en el rol de un creador excéntrico, considerado la oveja negra de esta saga. Los tres apuntan a sendas candidaturas al Óscar. Se suman al elenco con oficio Al Pacino y Jeremy Irons. Luce menos Salma Hayek.

Críticas de Cine: 'La casa Gucci'
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad