martes 26/10/21

Críticas de Cine: CIELO DE MEDIANOCHE

En cada secuencia se intuye un cuidado trabajo de planificación, además del derroche de medios invertidos

Fotograma película Cielo de Medianoche
Fotograma película Cielo de Medianoche

El buen diseño de producción se impone a una historia bien llevada en su doble vertiente, a pesar de resultar muy convencional en líneas generales. George Clooney dirige y encabeza el reparto de esta película sobre dos odiseas ligadas por circunstancias de carácter apocalíptico, que reincide en lugares comunes.

No obstante, su dinamismo narrativo, la contrastada pericia que el realizador vuelve a demostrar y una trama cuya intensidad va creciendo deparan un film bastante aceptable.

Mientras la humanidad intenta ponerse a salvo, Augustine, renuncia a esa posibilidad y opta por quedarse solo en un observatorio espacial del Polo Norte. Su propósito principal es contactar con una nave que está a punto de regresar a la Tierra procedente de Júpiter, e intentar salvar a sus tripulantes, quienes ignoran el devastador estado de nuestro planeta. La misión se complica cuando debe viajar hasta otra estación para poder establecer la comunicación.

De menos a más

Se muestra titubeante en los primeros compases; únicamente la incertidumbre y el carisma del protagonista permiten mantener la atención acerca de su desarrollo. Paulatinamente consigue ir llenando esos preámbulos con pequeños incidentes y empieza a adquirir entidad desde el momento en que se traslada al interior de la astronave.

A partir de ese instante simultánea ambas aventuras y aunque tarda en aproximarlas, el suspense y drama emergen con fuerza. Altera la narración con varios flashbacks que completan la caracterización del prestigioso científico. Este recurso cobra sentido básicamente en el desenlace, donde sus giros destapan algunos detalles tramposos.

Un trabajo magistral

En cada secuencia se intuye un cuidado trabajo de planificación, además del derroche de medios invertidos, lo cual proporciona una loable factura técnica de principio a fin. A ello se suma la melódica e intimista banda sonora compuesta por Alexandre Desplat.

El actor de Kentucky luce un aspecto envejecido que no le impide acreditar nuevamente su oficio delante y detrás de la cámara. Se ha sabido rodear de unos intérpretes igualmente notables, entre los que sobresalen Felicity Jones y Kyle Chandler.

Funciona como un entretenimiento de calidad, no siendo especialmente original.

 

Críticas de Cine: CIELO DE MEDIANOCHE
Comentarios