miércoles 8/12/21
VETERINARIA BORGOÑA 5
Fotograma de UNA VETERINARIA EN LA BORGOÑA

Solo con el título español y sabiendo que estamos ante una producción francesa, resulta sencillo intuir cuanto depara este estreno en líneas generales. Y realmente no defrauda las expectativas a que invitan estas pistas, aunque no sean demasiado elevadas. Prácticamente desde los primeros minutos se vislumbra el camino que seguirá su desarrollo narrativo, incluyendo el desenlace. Ello no afea el encanto ni las buenas sensaciones que pretende transmitir, a lo cual contribuye un marcado tono bucólico.

Nico, el veterinario de la zona del Morvan, en la Borgoña, se lleva un disgusto cuando su colega Michel le comunica que se jubila. Afortunadamente, se ha preocupado antes de encontrar a quien le sustituya: su sobrina Alex, recién graduada con honores. No sin dificultad, logra convencerla para que deje París unas semanas. La joven acepta a regañadientes, porque está deseando incorporarse a su nuevo trabajo en unos prestigiosos laboratorios. Sin embargo, la estancia allí será muy diferente a lo que había imaginado.

El film se ajusta plenamente al manual de la comedia amable que discurre en un entorno agradable. A través de sus protagonistas, explota con humor blanco el contraste entre la sosegada forma de vida rural, en contacto permanente con la naturaleza y el modo de desenvolverse de una urbanita a la que le cuesta descubrir los valores de ese hábitat. A su vez, extiende este choque a los prejuicios recíprocos de los personajes y a la manera de enfocar la misma profesión apoyándose en la distinta capacitación que proporcionan los estudios y la práctica diaria.

La historia hilvana anécdotas y experiencias sin solución de continuidad. Además, el guion acierta a adornarla con ligeras pinceladas románticas y otorga la participación adecuada a los clientes de la médica advenediza. Con estos elementos y sin grandes pretensiones, completa una propuesta que puede gustar a todo tipo de públicos.

Noémie Schmidt (El Sr. Henri comparte piso) le insufla frescura y personalidad a su papel. Equilibra el elenco Clovis Cornillac (Astérix en los Juegos Olímpicos) en un rol de entidad que representa las limitaciones de esas áreas tan atractivas como desatendidas en muchos casos.

Julie Manoukian salda su debut en la dirección con este aceptable largometraje.

Críticas de Cine: UNA VETERINARIA EN LA BORGOÑA
Comentarios