domingo 28/11/21

Críticas de Cine: 'El Espía Inglés'

Benedict Cumberbatch ofrece una interpretación impecable, que incluso le ha obligado a transformarse físicamente.

Benedict Cumberbatch es el protagonista de 'El Espía Inglés'. Foto: Archivo.
Benedict Cumberbatch es el protagonista de 'El Espía Inglés'. Foto: Archivo.

Esta producción británica, basada en hechos reales, responde plenamente a los patrones clásicos del cine de espías. Así, cabe convenir que la puesta en escena es muy académica; no obstante, el perfil del protagonista, un tipo corriente, y los detalles que recrea permiten mantener siempre abiertas las expectativas de una historia narrada con buen pulso de principio a fin. La vinculación del relato con la fatídica crisis de los misiles aumenta el interés por lo que cuenta. Aunque depara pocas sorpresas, resulta aconsejable no documentarse sobre lo ocurrido antes de su visionado.

En 1960, la Guerra Fría amenazaba con desencadenar un enfrentamiento devastador. Fue entonces cuando agentes del MI6 y de la CIA se pusieron en contacto con el empresario Greville Wynne, a quien le pidieron su colaboración ante las temibles cotas que estaba alcanzando la escalada nuclear. Debería viajar a Moscú con la intención de cerrar acuerdos comerciales. Una vez allí, dado que supuestamente no despertaría sospechas, recibiría información confidencial del coronel Oleg Penkovski. Sin embargo, esta sencilla tarea escondía complicaciones inimaginables.

El guion procura describir adecuadamente a los personajes centrales. Explica de manera convincente como un padre de familia, acomodado y sin necesidad de complicarse la vida, termina implicándose en la operación al tomar conciencia de que puede contribuir a evitar la hecatombe. Algo similar sucede con el militar ruso, pero en este caso se añaden otras motivaciones personales. Partiendo de sus respectivas circunstancias, sabe generar la mutua empatía entre dos hombres aparentemente tan diferentes.

Mediado el metraje, la trama adquiere la dosis de intriga que se espera y se torna especialmente dura en los últimos minutos, deparando algunos de los mejores momentos del film. Además, honestamente, denuncia la temeridad de Estados Unidos y de la URSS, igualmente culpables de haber provocado aquella crítica situación.

La dirección artística nos devuelve a esos años con sobriedad y particularmente contribuye a elevar las inquietudes y emociones que desprenden un par de secuencias con mensajes bien distintos: una, al inicio, tiene lugar en la ópera y posteriormente, la representación de El lago de los cisnes en el Teatro Bolshói.

Benedict Cumberbatch ofrece una interpretación impecable, que incluso le ha obligado a transformarse físicamente. A su lado brilla el actor georgiano Merab Ninidze; mientras que Jessie Buckley (Wild Rose) se hace notar en el rol de esposa ajena a la delicada realidad de su marido.

Críticas de Cine: 'El Espía Inglés'
Comentarios