jueves 26/5/22

Críticas de Cine: Mamá o Papá

Dani de la Orden, el director de El mejor verano de mi vida, Litus y Hasta que la boda nos separe, demuestra nuevamente su dominio del género con este remake nacional.

Fotograma de la película Mamá o Papá. Foto: Archivo.
Fotograma de la película Mamá o Papá. Foto: Archivo.

El remake nacional de Papá o mamá (2015) supera las expectativas generadas por el tráiler, proyectado a lo largo de todo un año en las salas de cine. Cumple plenamente su propósito de divertir ironizando ingeniosamente con unas circunstancias en el fondo dramáticas. No desmerece a la original cinta francesa y partiendo de los mismos argumentos le insufla toques propios de nuestro entorno y modo de ser. El resultado se acerca a las exitosas comedias familiares que ha estrenado Santiago Segura en los últimos años (Padre no hay más que uno).

Flora y Víctor se casaron muy enamorados. Dos décadas después y con tres hijos en común, han perdido la atracción mutua que sentían. Antes de seguir conviviendo de mala gana, deciden divorciarse. Sin embargo, pese a estar de acuerdo en firmar la custodia compartida, a ambos les surgen simultáneamente sendas oportunidades laborales que implican desplazarse fuera de España durante varios meses. Ante tal tesitura, intentarán que su cónyuge se quede al cuidado de los niños, destapando el hacha de guerra con consecuencias imprevisibles.

Los compases iniciales, anteriores al inicio de las hostilidades, auguran lo mejor, porque ya deparan situaciones hilarantes alternando la atención entre los distintos personajes y explotando sus peculiaridades, especialmente las de la prole.

Transita con tacto a la zona de conflicto y en ese terreno empieza a alternar gags desternillantes con alguna ligera salida de tono, pero sin perder el norte. Da cabida a secundarios con mucho jugo, como la abogada, el pretendiente de la recién separada y el maestro de ideas inclusivas. Los reviste de detalles caricaturescos que cumplen perfectamente su función.

En los minutos finales magnifica la contienda y flirtea con alcanzar cotas demasiado grotescas, aunque logra matizar el desenlace con notas emotivas y un trato benevolente hacia los protagonistas.

Juega a su favor el hecho de contar con un reparto de absoluta solvencia en este ámbito. Paco León luce su contrastada vis cómica, bien secundado y en ocasiones superado por Miren Ibarguren. En ese pulso de altura encuentran espacio para el lucimiento los jóvenes actores que les acompañan (Sofía Oria, Ivan Renedo y Laura Quirós) y también Berto Romero, Mari Paz Sayago y Alberto Casado.

Dani de la Orden, el director de El mejor verano de mi vida, Litus y Hasta que la boda nos separe, demuestra nuevamente su dominio del género.

Críticas de Cine: Mamá o Papá
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad