jueves 26/5/22

Florian Zeller adapta a la gran pantalla su propia obra teatral, que ha cosechado múltiples reconocimientos internacionales. El resultado es un film extraordinario, cuya original estructura narrativa depara una perspectiva del Alzheimer muy distinta a lo habitual e igualmente contundente.

Acierta a ilustrar con elocuencia el sufrimiento de las víctimas colaterales, y suma a ello el recital interpretativo de sus actores, comenzando por un inmenso Anthony Hopkins. Este completa un trabajo memorable. Le da magnífica réplica Olivia Colman (La favorita), quien logra transmitir su profunda desazón con espléndida naturalidad. 

Anthony, un octogenario mordaz y testarudo, evidencia constantemente síntomas de pérdida de memoria y desorientación. Su hija Anne no puede hacerse cargo de él todo el día, pero ninguna cuidadora ha sido capaz de soportar los continuos desplantes y broncas del anciano.

La joven Laura parece ahora la candidata ideal a ocupar ese puesto, aunque el primer encuentro deja bien a las claras el difícil carácter de su paciente.

Las consecuencias de una degradante enfermedad

Llama pronto la atención la manera de conjugar situaciones y espacios, alterando algunas circunstancias en cada secuencia; aproximándose así a las texturas propias de un thriller dramático. Intriga y desconcierta, sumando un interés adicional por el devenir del relato, sin obviar el tema principal.

Dentro de ese calculado andamiaje, muestra las consecuencias de tan degradante enfermedad, centrándose en las dolorosas repercusiones que afectan a la relación paternofilial. 

Tomando como eje al protagonista, juega inteligentemente con los demás personajes que van entrando y saliendo de escena, a la par que cambia de apartamento. Lo cual provoca dudas en el espectador acerca de aquello que está sucediendo realmente. Resuelve esa especie de absorbente rompecabezas de forma magistral y emocionalmente impactante.

La cámara dinamiza su desarrollo, moviéndose con soltura por las diferentes dependencias de los hogares en que transcurre, prescindiendo en ese transitar del apoyo de música incidental. 

Del resto del elenco, destacan las participaciones de Olivia Williams y Rufus Sewell, a quienes se suman, Imogen Poots y Mark Gatiss, completando el reparto de una película excepcional en sentido amplio.

Críticas de Cine: El Padre
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad