jueves 23/9/21

Estrenos de cine: La Sala de Cristal

Los jovencísimos Xari Wimbauer y Luis Vorbach demuestran una apreciable soltura, secundados por Lisa Wagner y Philipp Hochmair. 

Fotograma de la película La Sala de Cristal.
Fotograma de la película La Sala de Cristal.

Sigue la línea de otras notables producciones germanas imbuidas de cierto espíritu redentor cuando miran al pasado y lleva a la pantalla un episodio singular, pero paradigmático, del estado anímico de la población civil poco antes de que acabara la guerra. Se acerca a esta cara menos conocida de los estertores del conflicto primando una agradecida y eficaz perspectiva infantil. De esta manera, reviste la historia de ingenuidad y ternura, e incluso desdramatiza el sentir derrotista de quienes se creyeron capaces de subyugar a Europa.

Los continuos bombardeos sobre Múnich y el resto del país durante la primavera de 1945 anuncian el peor destino para Alemania. Tras la destrucción de su casa, Anna y su hijo Félix, de 11 años, se mudan al campo con la esperanza de que termine la contienda y regrese Bernd, el cabeza de familia destinado en el frente. Los recién llegados son escrutados por Feik, todavía convencido de la victoria final del Führer, al igual que el joven y amenazante Karri. Con los americanos a las puertas, su estancia allí se irá complicando.

Basada en los recuerdos del novelista Josef Einwanger, coguionista del film, escenifica perfectamente las ideas encontradas entre los fanáticos totalitarios aferrados a los hipnóticos discursos triunfales, ajenos a sus terribles consecuencias, y aquellos que eran conscientes de la desesperanzadora realidad, cuestionando tímidamente al propio Hitler. Acierta a mostrar ese contraste en dos planos distintos al oponer la visión lúdica y voluble de los niños, aun condicionada por los adultos, a los problemas de sus padres.

El guion caracteriza debidamente a los pequeños protagonistas con el fin de proyectar su inconsciente situación, en una tesitura donde expresar con sinceridad los pensamientos y buenos propósitos suponía ser tachado de traidor o cobarde. Además, deja atisbar ligeramente la responsabilidad que iban a compartir las nuevas generaciones. Todo ello sin caer en sensiblerías ni perder el tono benevolente, que se extiende hasta su elocuente desenlace.

La dirección artística proporciona una ambientación adecuada con los medios justos, mientras la fotografía saca partido de los paisajes campestres por los que transcurre la acción.

Los jovencísimos Xari Wimbauer y Luis Vorbach demuestran una apreciable soltura, secundados por Lisa Wagner y Philipp Hochmair, quien consigue meritoriamente mantener su personaje dentro de unos parámetros asumibles, alejado de la caricatura grotesca a que se presta.

Ver el trailer de la película La Sala de Cristal

Estrenos de cine: La Sala de Cristal
Comentarios