martes 25/1/22

LA HIJA

Thriller  que intriga y sorprende, protagonizado por Javier Gutiérrez y Patricia López Arnaiz, y con el debut de Irene Virgüez.
Javier Gutiérrez durante La Hija. Foto: Archivo.
Javier Gutiérrez durante La Hija. Foto: Archivo.

El thriller que presenta Manuel Martín Cuenca (El autor) resulta en líneas generales altamente intrigante y sorprendente. No obstante, hubiese conseguido mejorar esas buenas sensaciones, recortando el metraje o dinamizando la acción, ya que demora sus golpes de efecto, e incluso cabe apreciar cierta brusquedad en el tránsito hacia su tremebundo último acto.

Javier, que ejerce de educador en un centro de menores problemáticos, y su esposa, Adela deciden acoger a la joven Irene. Está embarazada, pero como ningún familiar puede atenderla, acepta el ofrecimiento. Además, el bebé no le creará problemas, porque cuando nazca se lo cederá en adopción a sus anfitriones, según lo acordado con ellos. Así, hará realidad la mayor ilusión de este matrimonio que no ha podido tener hijos. Aislados los tres en una lujosa casa en mitad de la sierra de Jaén, el paso del tiempo irá alterando las percepciones iniciales.

Se extiende en la presentación de los protagonistas y sus circunstancias tomando una perspectiva amable y casi onírica, si nos atenemos a los bellos paisajes jienenses por los que transcurre. Este entendimiento asumido se ve ocasionalmente alterado por las dudas y celos que inevitablemente surgen en esa convivencia condicionada, muchas veces expresados mediante miradas y silencios elocuentes.

El hecho de que todo se haya pactado de manera clandestina y la irrupción de la policía, añaden pequeñas notas de incertidumbre. Sin embargo, tarda en alcanzar el clímax final, donde los acontecimientos se precipitan hasta extremos insospechados, dando un giro de 180 grados a la afable cara que presentaban las cosas en principio. En ese tramo son fundamentales las agradecidas intervenciones de los secundarios, cuyas participaciones sirven para elevar la tensión y espolear la trama.

Indudablemente, el relato contiene un aspecto esencial que no debería pasar desapercibido, aunque el guion nunca lo enfatiza: la crítica velada a la infinidad de trámites administrativos, trabas y gastos que quienes desean ser padres adoptivos han de soportar; lo cual, se intuye, arrastra a esta pareja a buscar una alternativa ilegal.

Las notables interpretaciones del elenco tamizan los cambios súbitos que destapan las caras más oscuras y despiadadas de los personajes. Javier Gutiérrez demuestra una convincente ambivalencia. Le acompaña Patricia López Arnaiz, cuyo lenguaje gestual se revela sumamente expresivo; mientras que Irene Virgüez salda con nota su debut.

 

LA HIJA
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad