lunes 18/10/21

Miss Marx

Fotograma de la película Miss Marx. Foto: eCartelera.
Fotograma de la película Miss Marx. Foto: eCartelera.

A tenor de lo que dice la historia, la vida de la hija menor de Karl Marx merece un biopic mucho más digno e interesante que este largometraje aburrido, cuya evidente desgana recorre la puesta en escena desde los primeros minutos. Posiblemente la directora, Susanna Nicchiarelli, consciente de ello y con la intención de evitar el adormilamiento del público, decidió incorporar una banda sonora a base de estridentes temas de rock duro.

Poco después de fallecer su padre, en 1883, Eleanor se convierte en una activista destacada, llegando a ostentar la representación de la Federación Social Demócrata. En esa época conoció también a quien se convertiría en su pareja: Edward Aveling, un tipo manirroto, infiel y vividor al que, sin embargo, nunca dejó de querer.

El film se preocupa fundamentalmente de realizar un retrato sentimental y familiar de la protagonista. Tomando esa perspectiva, trata las relaciones con sus hermanas e íntimos amigos, entre quienes estaba Friedrich Engels, que aquí aparece muy desdibujado. Se centra básicamente en la atormentada relación con el hombre al que amó, descuidando otras facetas con mayor potencial, reducidas a la mínima expresión.

Así, aspectos como los esfuerzos dirigidos a acabar con el trabajo infantil, mejorar la salud laboral en las fábricas y sus reivindicaciones en favor de los derechos de la mujer con anterioridad al movimiento sufragista se abordan de forma liviana. Se equivoca al priorizar las frustraciones emocionales de esta figura a través de una mirada lacónica, lo que choca con su supuesta firmeza y determinación, perdiéndose en detalles intrascendentes.

En cuanto a los apartados técnicos, resulta innegable el cuidado diseño de producción que se percibe en el vestuario y en los escenarios decimonónicos, virtuosismos particularmente apreciables durante las breves secuencias ambientadas en Estados Unidos. Contrasta tal esmero con las anacrónicas piezas musicales introducidas a destiempo.

Romola Garai (Dirty Dancing 2) y Patrick Kennedy asumen unos personajes, en general fríos, pusilánimes y limitados por el guion, lo mismo que el resto del elenco.

Trailer Miss Marx

Miss Marx
Comentarios