lunes 29/11/21

Mijas está reconocido como uno de los pueblos más bonitos de Andalucía, y es que además de la belleza propia de los pueblos blancos de esta zona, esconde una gran variedad monumental, cultural, natural, y algunas curiosidades que lo hacen único y que merece la pena descubrir

Mijas se encuentra en la Costa del Sol Occidental, a unos 30 kilómetros de Málaga. La localidad se ubica entre la Sierra de Mijas y el mar Mediterráneo, formando una imagen pintoresca y tradicional muy llamativa para el turista amante de lo auténtico. Esta especie de balcón al mar forma una estampa realmente impactante entre el verde de la naturaleza que lo rodea y el aroma marino.

Mijas son tres núcleos urbanos 

De los principales motivos por los que Mijas es uno de los pueblos más bonitos de Andalucía cabe destacar su riqueza monumental y cultural. Para empezar, y como primera curiosidad hay que saber que la población de Mijas está compuesta por tres núcleos urbanos: el pueblo monumental, el núcleo de Las Lagunas y La Cala.

El casco histórico del pueblo monumental de Mijas fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1969, para mayor orgullo de sus habitantes y del ayuntamiento de Mijas.El trazado de sus calles es de origen árabe y, en este aspecto, es un gran atractivo turístico la gran muralla, desde donde se puede disfrutar de panorámicas impactantes de buena parte de la famosa Costa del Sol. En esta zona destacan también sus museos, los más curiosos y más populares se destacan más adelante en este mismo artículo.

El núcleo de Las Lagunas da a la costa y en él se concentra la actividad industrial y comercial. En este espacio también se localiza el famoso Teatro de Las Lagunas.

La Cala corresponde al núcleo central del litoral, que ocupa 12 kilómetros de costa, contando con muchas playas, nueve de ellas con la Q de Calidad Turística y hasta con tres banderas azules.

Los burros de Mijas

Los burros de Mijas se han convertido en una curiosidad muy peculiar de este pueblo, siendo famoso, precisamente por su sistema de transporte para turistas; sus burros taxis. En el año 1960, empezaron a llegar los primeros turistas y mostraron gran interés por los burros que tenían los trabajadores del campo.

Tanto era así que muchos de ellos les pedían hacerse fotos con ellos o incluso montarlos, y a cambio ofrecían una propina. No tardaron en descubrir que ganarían mucho más dinero dedicando sus burros al sector turístico que a los trabajos que venían realizando. Es así como comenzó la historia del burro taxi, una tradición que continua activa a día de hoy.

Museo histórico y etnológico

El museo de historia y etnología de Mijas Pueblo se encuentran en un pintoresco local del antiguo ayuntamiento del pueblo. Nada más llegar sorprenden dos esculturas de yeso de Hércules, a ambos lados de la puerta de entrada, protegiendo el edificio. Estas figuras en realidad simbolizan la responsabilidad que tenían los representantes municipales de Mijas.

El museo cuenta con muchas exposiciones de industrias y comercios centenarios, donde se pueden ver las herramientas que se utilizaban antiguamente en oficios como la carpintería, la elaboración de cestas o del vino, la labranza, el prensado de aceite, la pesca… También se puede contemplar cómo era el interior de las casas rurales de antaño.

Museo de miniaturas

En este museo se pueden contemplar las colecciones en miniatura del insólito hipnotizador y mago Juan Elegido Millán, conocido como el Profesor Max. Durante su carrera viajó por todo el mundo, recogiendo cientos de pequeñas curiosidades, que ahora se exhiben aquí. Murió en 1975.

Este singular museo se encontraba originariamente dentro del vagón del Profesor Max, hasta que fue reemplazado por una versión simulada en 1992. Quizá, lo más extrañó que el visitante vaya a encontrar será una cabeza encogida, que fue obra de los Shuar en Ecuador y Perú, los reductores de cabezas.

Otras curiosidades sorprendentes son un retrato de Abraham Lincoln, en una cabeza de alfiler, y las Siete Maravillas del Mundo, pintadas en un palillo de dientes.

Castillo de Colomares

El Castillo de Colomares parece sacado de un cuento de hadas. Fue el doctor Esteban Martín y Martín quien quedó decepcionado por la falta de monumentos en Mijas y decidió hacer algo al respecto.

El mismo médico lo diseñó a mediados de los 80 y fue construido, aunque cueste imaginarlo, por dos albañiles locales durante siete años. Arquitectónicamente, se trata de un edificio romántico de todos los estilos por los que España es famosa, por lo que se pueden apreciar influencias y referencias del arte románico, gótico, mudéjar (estilo morisco) y también del renacimiento.

Una característica de marcada ironía que se contempla en este Castillo es la pagoda oriental, que simboliza y hace recordar, esbozando una sonrisa o riendo a carcajadas, que Colón llegó al Nuevo Mundo por accidente, cuando en realidad buscaba una ruta a China.

Redactor: Israel Guerra

Las 5 curiosidades sobre Mijas
Comentarios