lunes 29/11/21

Uno de los métodos más efectivos para contribuir a la pérdida de peso es, sin ninguna duda, el balón intragástrico. Este tipo de soluciones son, a día de hoy, de las más seguras y que ofrecen unos resultados más fiables para el paciente. Además, la implantación del balón intragástrico se trata de una intervención de lo más sencilla, muy poco invasiva para nuestro cuerpo y nuestro organismo y para la que no hace falta ni siquiera el uso de anestesia.

Es cierto que cada día más personas acuden a la solución del balón intragástrico para poder perder peso de manera sencilla y segura y contribuir a mantener una buena salud. Sin embargo, aunque todos estamos familiarizados con el término de balón gástrico o balón intragástrico, también es verdad que sigue habiendo muchísimas dudas respecto a este tema: cuestiones de precio, ventajas y beneficios respecto a otros métodos adelgazantes o para qué personas puede ser una opción acudir a este tipo de intervenciones.

Por todo esto, en este artículo queremos acercarnos un poco más a todo lo relativo a los balones intragástricos, de forma que podamos conocer los aspectos más importantes y que, al mismo tiempo, más preocupan a los pacientes que se van a someter a esta práctica. Sea como sea vuestro caso concreto, esperamos que con este post veáis resueltas la mayor parte de vuestras dudas y os animéis a hacer un cambio en vuestra vida incorporando el balón intragástrico como una herramienta facilitadora de la pérdida de peso.

Un método integral

Cuando nos informamos acerca de todo lo que conlleva implantar un balón intragástrico en nuestro estómago, lo más probable es que al principio pensemos que, durante el proceso, lo único que conseguiremos será llevar un objeto extraño dentro de nuestro organismo. Pues bien, lo cierto es que no hay nada más lejano a la realidad, ya que el proceso que se sigue para la implantación de un balón intragástrico es mucho más complejo.

En primer lugar, lo que debemos saber es que, previo a la intervención, contaremos con la consulta de médicos especializados en esta situación, tanto para la parte física como para la parte mental y emocional. Introducir un balón intragástrico dentro de nuestro cuerpo es una cuestión más sencilla de lo que parece, sin embargo, debemos estar preparados y en las mejores condiciones físicas y mentales para asegurar que los resultados sean los mejores.

Para esto, cuando vayamos a escoger una clínica de confianza donde llevar a cabo esta intervención, lo primero que debemos observar es que pongan a nuestra disposición un equipo de profesionales formado por médicos especialistas en medicina interna, psicología y nutrición y dietética. De esta forma, el tratamiento será integral y contaremos, en todo momento, con el apoyo de los especialistas en todas y cada una de las especialidades que vayamos a tocar.

Balón intragástrico: precio de la intervención

Otra de las dudas más comunes a la hora de informarse sobre los balones intragástricos es cuánto cuesta la intervención y, en general, todo el método integral que conlleva esta práctica. Lo cierto es que, a día de hoy, no se puede dar una única respuesta a esta pregunta, ya que el presupuesto dependerá en gran medida de la situación concreta de la persona que vaya a someterse a la intervención, de la marca y el tipo de balón intragástrico que nos ofrezcan o de los servicios profesionales y logísticos de la clínica médica donde decidamos hacer el implante.

Por eso el balón intragástrico precio no es una cifra exacta. Sin embargo, lo que sí podemos ofrecer es una cifra orientativa que nos sirva para hacernos una idea de lo que necesitaremos ahorrar. En este sentido, si escogemos un balón gástrico, por ejemplo, de 6 meses de duración con un seguimiento médico continuado durante un año completo podríamos estar hablando de una cifra entre los 3.000 y los 3.500 euros.

Otro ejemplo puede ser llevar el balón intragástrico dentro de nuestro estómago durante 12 meses con su correspondiente seguimiento médico y nutricional, lo cual puede elevar la cifra a unos 3.500 o 4.000 euros. Como ya comentamos, todo esto dependerá también de la cantidad de servicios que se contraten y de si quisiéramos añadir algún otro servicio dedicado como un entrenador personal especialista en este tema.

Para quién es un balón intragástrico

La implantación de un balón intragástrico no es para todo el mundo. Aunque muchas personas puedan verlo como una oportunidad única y fácil para adelgazar, lo cierto es que deben darse una serie de factores en la persona para que pueda someterse a esta intervención.

Probablemente el requisito más indispensable para decidir si un paciente será o no un buen receptor de un balón intragástrico es la cantidad de peso que quiera perder. El mínimo de kilogramos de los que los médicos especialistas suelen hablar para someter a alguien a esta operación es de 12 kilos. Es decir, solo aquellas personas que tengan cierto grado de sobrepeso u obesidad serán susceptibles de someterse a la implantación de un balón gástrico.

Además de los casos de sobrepeso, un balón intragástrico también puede estar indicado para personas que tengan otros problemas de salud en los cuales el estómago o el sobrepeso puedan ser un factor de riesgo como enfermedades cardio respiratorias o digestivas.

Del mismo modo, también existen casos en los que no se puede realizar esta intervención bajo ningún concepto, aún si se cumplan los dos requisitos anteriormente comentados: personas con enfermedades o úlceras en el estómago o que hayan sido operadas previamente en esta parte del cuerpo y embarazadas.

Con toda esta información, esperamos haber resuelto vuestras principales dudas y que hayáis podido informaros un poco más a fondo sobre en qué consiste esta intervención, para quién esta indicada y qué precio aproximado podría tener todo el tratamiento.

Redactora: Sara Guerra

Todo lo que debes saber sobre el balón intragástrico si estás pensando en ponerte uno
Comentarios