lunes 29/11/21

Los toldos para el hogar no son sólo un elemento útil y versátil, también resultan decorativos. Bien sea para colocarlos en la ventana, balcón o terraza, hay que saber qué modelo elegir, de qué material puede ser la lona, si se adapta a las condiciones de la vivienda, o si se pueden añadir otros accesorios, entre otras variables.

Por lo tanto, a través de este artículo se mencionarán la clase de toldos eléctricos adecuados para todo tipo de hogares, así como los accesorios que hay disponibles, entre otros detalles.

Adaptables para cada vivienda

Este producto es fabricado en diferentes tamaños y con diversos diseños. Los toldos electricos para tu casa son ideales para instalarlos en paredes, ventanas, terrazas, techos, voladizos y otros lugares donde haya una toma de corriente eléctrica cercana. La eficiencia de la climatización del hogar mejorará en gran medida gracias a estos elementos.

Una ventaja no muy conocida de los modelos eléctricos es que se les pueden añadir sensores de lluvia, luz y viento, para una operación casi totalmente automática. Y por si fuese poco, su cierre y apertura son programables.

Ventajas de comprar un toldo eléctrico

Tener este producto en el hogar permite al comprador disfrutar más de la terraza o jardín a cualquier hora del día. Regula el clima del interior del hogar para un mayor bienestar, con la ventaja de que se puede ahorrar energía, algo que se traduce en una menor factura mensual de electricidad.

Y por último, el mercado dispone de muchos modelos de tela y diferentes diseños de estructura del tendal. Sin embargo, al comprarlos con sistema eléctrico se les puede sacar más provecho.

Es cierto que tener un toldo convencional conlleva muchas ventajas, pero resulta que el modelo con motor dispone de comodidades que no ofrecen los demás:

  • Se pueden controlar con mando a distancia.
  • Es posible añadir sensores de luz. Así, cuando sea de día, el dispositivo se abrirá de manera automática. De lo contrario, cuando el sol se oculte, el fotorreceptor hará que éste cierre.
  • Así como se les pueden instalar sensores para la luz, también es posible añadir detectores de vientos de gran magnitud. Cuando haya tempestades fuertes, el sensor hará que se cierre el toldo y evitará que se dañe.
  • Su sistema programable representa una ventaja para cuando no haya nadie en casa: se cierra o abre automáticamente según un horario preestablecido.

Accesorios para un mejor funcionamiento

Hay diferentes accesorios que hacen que este elemento sea más útil, resistente y versátil, que pueden servir como repuestos o anexos. Aquí unos ejemplos:

Brazo derecho

Éste es un palo plegable de repuesto de aluminio con una medida de 2 metros, que pesa 2,8 kilogramos. Es usado para el exterior del toldo y se vende en una sola pieza para un único modelo.

Lona poliéster

También se vende como reemplazante, se trata de una lona de poliéster de 3 x 2 metros y pesa 280 gramos. Cabe destacar que dicho material es el más utilizado, pues protege de los rayos UV. Por un lado, su calidad es extraordinaria, mientras que por el otro, es económica. Está disponible en varios colores y con algunos diseños y decoraciones.

Soporte de techo y pared

Aunque al comprar un toldo, éste incluye un kit de soporte, también está a la venta individualmente. Está diseñado únicamente para barras de torsión de 35 mm y 40 mm, e incluye un adaptador y tornillos. Su altura es de 6 centímetros, anchura de 10 y de largo 24 centímetros. Se adapta a superficies como paredes y techos.

Estructuras y materiales de toldos a motor

Hay diferentes modelos que cuentan con estructuras de aluminio y barras de acero. Tienen un cofre que aporta mayor durabilidad, tanto a la estructura como a la lona. Algunos diseños tienen lonas acrílicas y otras de poliéster, con un faldón de acabado recto al terminar la cubierta. Los materiales de dichas lonas se comportan muy similares. Así pues, tienen una alta resistencia a los elementos naturales y son resistentes al desgaste.

Toldos eléctricos: estética y funcionalidad para el hogar
Comentarios