viernes 3/12/21
prestamo-01_l
prestamo-01_l

La expansión de la pandemia por el globo ha generado un impacto económico bastante considerable que ha forzado al cierre de muchos negocios y a incontables despidos. Es precisamente bajo esta situación tan comprometida que debemos conocer las herramientas financieras que tenemos a nuestro alcance para poder frente a estos tiempos tan difíciles que se avecinan. Para todos aquellos que necesiten ciertas cantidades de dinero lo antes posible, existe una solución de fácil acceso y a la que, a día de hoy, puedes recurrir desde la comodidad de tu casa.

A continuación vamos a hablarte de la definición y beneficios que podrás percibir de los préstamos rápidos, un tipo de crédito que se caracteriza por la rapidez con la que se distribuye a sus prestatarios.

Lo que debes saber acerca de los préstamos rápidos

Los préstamos rápidos son un tipo de servicio que ofrecen las entidades financieras, que permiten el acceso a importes pequeños concedidos de forma inmediata a través de Internet o por teléfono. Para su solicitud apenas se requiere documentación, algo muy beneficioso en este caso ya que, por lo general, la gente que solicita este tipo de préstamos no suele contar con los recursos o garantías necesarias para el acceso a las opciones de financiación alternativas que ofrecen las entidades bancarias. 

El funcionamiento de estos créditos rápidos, ya se traten de préstamos rápidos normales o préstamos rápidos con Asnef, resulta bastante sencillo de comprender: en primer lugar, tendrás que rellenar una solicitud en la que, entre otros aspectos, deberás indicar la cantidad de dinero que necesitas. Tras esto, la entidad bancaria te ofrecerá dicho importe en un periodo breve de tiempo. Finalmente, deberás devolver en un plazo previamente acordado la cantidad de dinero solicitada junto con los intereses incluidos.

Cabe destacar que, antes de contratar uno de estos préstamos similares a los minicréditos, debemos asegurarnos de la cantidad de dinero de la que realmente vamos a disponer, así como de la cuota que estaremos dispuestos a pagar y, sobre todo, ser conscientes del precio al que se nos está ofreciendo este servicio.

Pros y contras de contratar un préstamo rápido

En los próximos apartados procederemos a cubrir las ventajas y desventajas que caracterizan al uso de los préstamos rápidos en España:

Los beneficios de la financiación por medio de préstamos rápidos

Si bien es cierto que, una vez explicadas las características generales de este tipo de créditos, se pueden intuir la mayoría de ventajas que aportan los préstamos rápidos a sus usuarios, hemos de mencionar también otros aspectos que incentivan su uso. Veamos, pues, cuáles son las ventajas de contratar préstamos rápidos:


 

  • Por lo general, esta herramienta resulta ser bastante flexible en lo que se refiere a los requisitos de solvencia exigidos para el prestatario. Esto permite a todos aquellos que estén pasando por una situación económica bastante comprometida acceder a los beneficios de estas herramientas financieras.


 

  • Los préstamos rápidos sin nómina no limitan la libertad del prestatario a la hora de invertir el crédito concedido en lo que él desee.


 

  • La tramitación de los préstamos rápidos se lleva a cabo, exclusivamente, de forma online.  Teniendo en cuenta esto junto al hecho de que, por lo general, requieren de poca documentación, tenemos ante nosotros una herramienta financiera a la que se puede acceder desde la comodidad de nuestra casa.

 

Desventajas de contratar préstamos rápidos

Como ya habrás podido observar, este tipo de financiación rápida resulta muy beneficiosa, especialmente para todos aquellos que deben gestionar gastos urgentes e imprevistos. A pesar de esto, las facilidades que ofrecen los créditos rápidos vienen a costa de un precio que, de no gestionarse adecuadamente, puede hacernos caer en una situación de sobreendeudamiento.


 

  • Las cantidades a las que se puede acceder por medio de los créditos rápidos, por lo general, suelen ser bastante pequeñas. El límite actual en las ofertas ronda los 10.000 euros.


 

  • Dado que se puede optar a este recurso para obtener dinero rápido sin demasiados requisitos de solvencia, estos instrumentos financieros tienden a resultar bastante caros a la larga. Esto quiere decir que sus intereses son mucho más elevados que los de otro tipo de préstamos.


 

  • Las facilidades que ofrecen los créditos rápidos también vienen a costa del plazo de devolución, que tiende a ser mucho más reducido que el impuesto para otras herramientas de financiación.

 

Por lo general, los préstamos rápidos presentan a sus usuarios con una opción de financiación rápida, accesible y que, si bien es cierto que presenta riesgos y desventajas, estas pueden sobrellevarse con la gestión adecuada. Un aspecto a considerar, sin embargo, es la fiabilidad del sitio del que pretendemos obtener nuestro préstamo rápido. Recomendamos hacer una pequeña labor de investigación acerca de las ofertas que nos ofrecen los diferentes negocios y entidades financieras, así como consultar las reseñas acerca de los servicios que estos ofrecen para tener una mejor idea de si merece la pena confiar en ellos nuestra seguridad económica.

Préstamos rápidos: qué son, ventajas y desventajas
Comentarios