viernes 3/12/21
el Iberoquinoa Antequera en una acción defensiva. Foto: Carmen Espejo.
el Iberoquinoa Antequera en una acción defensiva. Foto: Carmen Espejo.

Nueva derrota del Iberoquinoa Antequera, que no pudo superar al BM Benidorm en un partido donde el cuadro verde se desfondó y fue capaz de remar contracorriente todo el partido, agarrándose al mismo con uñas y dientes, incluso teniendo que jugar gran parte del segundo tiempo en inferioridad numérica en pista, pero que no obtuvo premio. El conjunto antequerano, pese a no conseguir sumar, sigue demostrando una clara mejoría y siendo competitivo, a la espera del día en que la moneda quiera caer de su lado.

Si hubo alguna diferencia en los primeros minutos entre ambos equipos fue el aprovechamiento de las pérdidas. No es que fuesen excesivas en el Iberoquinoa Antequera, pero el cuadro valenciano sabía montar rápidos contragolpes que le permitían tener el mando en el electrónico, pero sin obtener ventajas de más de dos goles de diferencia. Lo cierto es que los antequeranos lograban parar bastante bien al ataque posicional visitante, con un 6-0 muy activo y con Diego Moyano aportando en portería.

Los hombres de Lorenzo Ruiz fueron de menos a más en el primer tiempo en el plano ofensivo. El cambio vino sobre todo cuando fueron capaces de encontrar a Rafa Baena en seis metros, que convertía en algo productivo cada vez que recibía la bola. Pese al sustot que supuso ver al rival con tres goles de distancia a su favor (6-9), un buen sprint final del primer tiempo, con una gran actuación de Ángel Pérez y buena aportación de Chispi y Luis Castro en primera línea, el Iberoquinoa Antequera conseguía irse a vestuarios con tablas en el electrónico (11-11) y todo por decidir en el segundo tiempo.

Tras el descanso, apareció un nuevo problema, las exclusiones. Hasta cinco inferioridades más una roja sufrió el Iberoquinoa Antequera en los primeros veinte minutos de juego, más tiempo en inferioridad que con el equipo completo. Ante tanta adversidad, el BM Benidorm supo aprovechar el descoloque local para ponerse con cuatro goles de renta (16-20).

Con dos menos y cuatro abajo, parecía imposible ya el partido para el cuadro antequerano. Pero los hombres de Lorenzo Ruiz sacaron casta, la grada hizo su papel alentando a sus jugadores y consiguieron ponerse, a base de casta y corazón, a un gol de distancia a falta de cuatro minutos para el final (22-23) y con superioridad en pista. Pero una nueva pérdida y un nuevo contragolpe fueron la losa definitiva para que los puntos volasen del Argüelles (23-27).

Un batallador Iberoquinoa Antequera no obtiene recompensa (23-27).
Comentarios