jueves 21/10/21

El Costa del Sol Málaga de Balonmano tiene una oportunidad para reivindicarse

Las guerrera malagueñas visitan al recién ascendido Handbol Sant Quirze con la necesidad de volver a la senda de la victoria.

Suso Gallardo se dirige a sus jugadoras. Foto: Archivo del Club.
Suso Gallardo se dirige a sus jugadoras. Foto: Archivo del Club.

El Costa del Sol Málaga tiene una gran oportunidad para reivindicarse este viernes en Barcelona. Después de enlazar dos derrotas las de Suso Gallardo visitan al Handbol Sant Quirze (21:00 horas, Teledeporte) en su pista. Un recién ascendido a la Liga Guerreras Iberdrola que también llega con mucha necesidad después de no conocer la victoria tras las tres primeras jornadas. Un duelo con urgencias en ambos lados que pondrá a prueba la capacidad de reacción de las malagueñas, con ganas de voltear este revés inicial. Un triunfo importante de igual manera porque la próxima semana la competición se detendrá por los compromisos internacionales.

El encuentro de esta semana aparece como un buen asidero para salir del bache. «El fin de semana hicimos borrón y cuenta nueva, el lunes hablamos el equipo y el cuerpo técnico sobre lo que había pasado en el partido. Cambiamos el chip porque es lo que toca y lo que hay que hacer y a partir del lunes por la mañana empezamos a ganar el partido de este viernes», asegura Rocío Campigli, una voz importante en el vestuario y que cumple su cuarta temporada en el club: «Creo que las derrotas hay que saber gestionarlas tanto como las victorias, lo que más nos chocó no es perder en sí, sino la diferencia. Eso fue lo que nos dolió, los 39 goles y los 27 que hicimos nosotras. Son tres partidos, perdimos contra dos equipos que se podía perder tranquilamente. La liga es larga, sabiendo que dentro de unos meses nos volveremos a encontrar y vamos a seguir buscando puntos de donde sea».

Hay un amplio margen de mejora que han evidenciado estos dos tropiezos consecutivos. Por el contrario, aún queda mucho camino por delante para ajustar y volver a ser competitivas contra las mejores. «Sobre todo la parte de concentración. Si bien en la semana habíamos entrenado mucho y teníamos muy claras las cosas que teníamos que hacer, nos faltó un poquito de concentración. Sobre todo en la última parte del primer tiempo, donde se nos fue la diferencia que habíamos sacado. Ya en el segundo tiempo desconectamos mucho con lo que había que hacer, entre nosotras y la verdad es que Silvia Navarro supo aprovecharlo y se nos cerró la portería», analiza la pivote argentina, una de las cinco que se marchan con sus selecciones la semana siguiente, que habla del duelo frente a las catalanas: «El Sant Quirze también puede llegar a aprovechar esta bajada de ánimo que tuvimos el viernes, pero no debemos darnos el lujo de perder el partido porque es importantísimo para nosotras. Los dos puntos y coger ánimo y confianza en el equipo».

El Costa del Sol Málaga de Balonmano tiene una oportunidad para reivindicarse
Comentarios