viernes 3/12/21
Las jugadoras del Costa del Sol Málaga celebran la victoria en Elche. Foto: Archivo del Club.
Las jugadoras del Costa del Sol Málaga celebran la victoria en Elche. Foto: Archivo del Club.

El Costa del Sol Málaga sigue en moto. Golpe en la mesa en el Pabellón Carrús para continuar en una dinámica pluscuamperfecta. Victoria agónica frente al VisitElche.com BM Elche (26-27) para sumar dos puntos vitales y consolidarse de manera definitiva en la zona alta de la Liga Guerreras Iberdrola. Un partido donde hubo demostró solidez y paciencia para madurarlo. Hubo que sudar el triunfo ante un arreón final de las de Joaquín Rocamora, un gran equipo pese a las bajas. Ahora toca el retorno a la EHF European Cup, una competición especial y donde aterriza como el vigente campeón. Palabras mayores antes de la eliminatoria frente al H. V. Quintus en Antequera. Las panteras llegan en el mejor momento de la temporada, con seis victorias consecutivas.

Las iliciatanas entraban bien al duelo y pronto abrían hueco, con facilidad para ver puerta (5-2). Ahí se puso el mono de trabajo el Costa del Sol Málaga en defensa, con una Virginia Fernández levantando un muro en su portería. Las locales acumulaban más de cinco minutos sin anotar un gol. Y lo aprovechaban las panteras para con tantos de Arderius e Isa Medeiros meter un parcial de 0-5 y darle la vuelta (5-7).

Pero pronto se reponía el Elche, un equipo competitivo y que sigue dando batalla pese a tener bajas importantes como las de Musons y Bitolo. Había mucho en juego y se notaba en Carrús, con buen ambiente para ser un miércoles. Sara Bravo daba oxígeno desde los siete metros, pero Bea Escribano también aparecía. Al descanso, un 12-12 que mostraba lo que pasaba en el parqué.

El Costa del Sol Málaga aceleraba y encontraba vías para correr. Así volaba y martilleaba a la defensa ilicitana, que encajaba nueve goles en 10 minutos. Y se escapaban las panteras hasta el 16-21. Pero una exclusión de Paula García levantaba al Elche, que se agarraba con uñas y dientes al partido (18-21). Otros dos minutos, ahora a Rocío Campigli, le daban el impulso definitivo a las de Joaquín Rocamora, que ahora dominaban.

No encontraban respuesta las panteras, que veían como las locales comprimían con el empuje de sus aficionados (22-23). Ahora lo paraba Suso Gallardo, que tenía que ajustar. Y ahí el encuentro se jugo posesión a posesión. Tuvo temple y sangre fría el equipo malagueño para conseguir una victoria que vale más que dos puntos. Ahora toca poner el foco en la vuelta a la EHF European Cup, donde se defiende corona de la temporada pasada. EL H.V Quintus neerlandés espera en una eliminatoria a doble partido el fin de semana en Antequera.

Golpe en la mesa en Elche del Costa del Sol Málaga (26-27)
Comentarios