jueves 2/12/21

Cambia el etiquetado energético de los electrodomésticos para ser más comprensivo

Desaparecen los símbolos +++ y la letra A no se utilizará durante los primeros meses hasta que se desarrollen productos más eficientes.

modern-kitchen-1772638_1280
La nueva etiqueta energética afecta, en una primera fase y a partir de hoy, a los productos más solicitados por los usuarios: frigoríficos y congeladores para uso doméstico, lavadoras y lava-secadoras, lavavajillas, televisores y pantallas electrónicas, así como a frigoríficos y congeladores comerciales. Foto: Photo Mix.

La escala de las etiquetas energéticas a nivel europeo se revisa y cambia de nuevo para hacerla más entendible para los consumidores. Desaparecen las clases A+++, A++ y A+, a las que corresponde la mayoría de los productos disponibles en el mercado en la actualidad, porque ya no cumplen su función: los usuarios no saben la diferencia que existe entre la A y cada uno de los +.

Así, volvemos a la escala original de siete letras: de la A a la G, con un color verde para el más eficiente y rojo para el que lo es menos. La nueva normativa europea de etiquetado también modifica el método de cálculo del consumo de energía, no siendo posible hacer una correspondencia directa entre las etiquetas antiguas y las nuevas. A modo orientativo, un frigorífico o una lavadora que hasta ahora eran A+++ pasan a ser B o C, aunque sigan siendo tan eficientes energéticamente como antes.

Otra novedad de la nueva etiqueta es la inclusión de un código QR ligado a una base de datos de la Unión Europea ('European Product Database for Energy Labelling-EPREL'). Escaneándolo, podremos recibir en nuestros móviles la ficha técnica del electrodoméstico con información adicional de cada modelo introducida directamente por los fabricantes.


 

Cambia el etiquetado energético de los electrodomésticos para ser más comprensivo
Comentarios