domingo 29/11/20

El flamenco cumple su décimo aniversario como Patrimonio de la Humanidad

Hoy se cumplen 10 años desde que la Unesco declarara al Flamenco, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El comité intergubernamental de la Unesco incluyó al Flamenco en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Fue el 16 de noviembre de 2010. La distinción otorgada por el organismo cultural de la ONU abrió para el arte jondo nuevos horizontes en esos rincones que aún no se habían interesado por él.

El galardón de la Unesco es hoy el mejor estímulo para ahondar en la reivindicación del flamenco como elemento fundamental de la cultura andaluza. Así, se recoge de forma expresa el Estatuto de Autonomía.  "El día que la humanidad se hizo patrimonio del flamenco". Así se expresó entonces el añorado Enrique Morente.

El flamenco era reconocido, entonces, como una manifestación cultural que trascendía de Andalucía, su tierra natal, para hacerse patrimonio de un mundo. Porque la cultura jonda es sentimiento y también es conocimiento, al dar cabida en sus letras, sus músicas y sus bailes a las grandes pasiones del ser humano. "Ni que me manden a mí / no quiero mandar en nadie / ni que me manden a mí. / Me gusta vivir errante / hoy aquí y mañana allí / y mi vía sigue adelante". Así cantaba Camarón acompañado por Paco de Lucía.

El flamenco se caracteriza por la sólida base social que lo sustenta. No hay manifestación cultural que, espontáneamente, se haya provisto de un tejido social propio tan extenso y tan numeroso. Las peñas, esas sucursales de lo jondo repartidas principalmente por las ocho provincias andaluzas, son fundamentales para la creación de nuevos públicos y aficionados y para el soporte de los nuevos valores flamencos que encuentran en sus recitales un campo de prueba y una rampa de lanzamiento.

El flamenco cumple su décimo aniversario como Patrimonio de la Humanidad
Comentarios