sábado 23/10/21

Hallado en el mar el cadáver de una de las menores desaparecidas en Tenerife

Se han encontrado dos bolsas. En una de ellas estaba el cuerpo de Olivia, de seis años. Ahora se busca a la segunda hermana

Sobre las cuatro de la tarde hora peninsular la patrullera más grande de la Guardia Civil salió de puerto y se acercó al buque oceanográfico Ángeles Alvariño. El movimiento, por extraño, no pasó desapercibido. D Dentro del buque todos comentaron que entraban en días cruciales. No se confundieron. En ese momento, el barco había detectado dos bolsas en el fondo del mar.

Durante dos horas la patrullera de la Guardia Civil permaneció pegada al buque Ángeles Alvariño hasta que el robot logró sacar las dos bolsas, que se encontraban a unos 1.000 metros de profundidad y a tres millas de la costa tinerfeña. Una vez en el exterior, una primera inspección visual confirmó que se trataba del cadáver de una de las menores desaparecidas. Además de la bolsa, amarrada a un ancla, donde se localizó a la menor, había una segunda bolsa de deportes más pequeña. La patrullera la trasladó inmediatamente a tierra. Allí dos agentes trasladaron entre los dos el petate más grande y un tercer agente el segundo paquete. Al detectar la presencia de cámaras, incluso colocaron dos tráilers de gran tamaño a la distancia para taponar la línea de grabación y que las cámaras no pudieran registrar el momento.

En el puerto el movimiento no pasó desapercibido, y enseguida comenzaron las especulaciones y las preguntas. Finalmente fue la Delegación del Gobierno la que atajó los rumores con un comunicado: “Buenas tardes. La Delegación del Gobierno en Canarias informa de que hoy ha sido hallado un cuerpo sin vida, aparentemente de una menor, en la zona de búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife. Este hecho ha sido ya comunicado a la madre y a la familia de las menores.

Las características de los restos encontrados inducen a pensar que se trata de Olivia, la mayor de las dos hijas de Beatriz.

La Delegación del Gobierno recuerda que hay que esperar a la identificación del mismo que certificará la autoridad judicial.

La Guardia Civil busca ahora en el fondo del mar el que sería el cuerpo de la segunda de las hijas de Beatriz, Ana, y también a Tomás, porque la principal hipótesis es que les quitó la vida y después se suicidó arrojándose al agua lastrado él mismo.

Anna y Olivia desaparecieron junto a su padre el 28 de abril. Desde entonces, se ha emprendido la búsqueda de las niñas a través de diferentes medios.

Sobre el proceso pesa el secreto de sumario. Además, se han realizado varios registros en la finca de Tomás Gimeno, situada en Igueste de Candelaria, su lancha y su coche, las últimas ocasiones contando con el apoyo de una unidad canina desplazada desde Madrid.

El padre de las menores fue visto por última vez en la marina de Santa Cruz cargando su lancha con varias bolsas y llegó a zarpar hasta en dos ocasiones, aunque nunca se le vio con las niñas.

Hallado en el mar el cadáver de una de las menores desaparecidas en Tenerife
Comentarios