jueves 23/9/21
relacionada con las nuevas tecnologías

La Policía Nacional alerta sobre una nueva modalidad de estafa virtual y telefónica

Las víctimas suelen ser empleados de pequeñas establecimientos como tiendas de diversas especialidades o locales de restauración.

Dos agentes de la Policía Nacional en el Paseo Marítimo de Torre del Mar. Foto: Archivo CNP.
Dos agentes de la Policía Nacional en el Paseo Marítimo de Torre del Mar. Foto: Archivo CNP.

Europa Press. La Comisaría Provincial de Málaga alerta a empleados y empresas sobre una modalidad de estafa virtual y telefónica relacionada con las nuevas tecnologías y ofrece consejos para evitar convertirse en una víctima de esta modalidad detectada en Málaga.

En este sentido, agentes del Grupo de Ciberdelincuencia aconsejan comprobar la veracidad de la entrega de mercancía o al servicio de atención al cliente de la supuesta empresa y nunca facilitar sus datos bancarios a estos llamantes, según han informado desde la Policía Nacional en un comunicado.

Las víctimas suelen ser empleados de pequeñas establecimientos como tiendas de diversas especialidades o locales de restauración. Todo comienza al recibir una llamada en la que le informan de que están a punto de recibir un paquete para la empresa, para un compañero y el motivo de la llamada es o la entrega del paquete o la reclamación de un pago pendiente.

Los estafadores disponen de información aparentemente privilegiada de los establecimientos, bien obtenidos con habilidad durante su conversación con las víctimas, o bien merodeando por el comercio previamente con el fin de obtener de algún modo información. El delincuente puede conseguir la información mediante el uso de la ingeniera social, las fuentes abiertas o un malware.

En el transcurso de la conversación que mantiene la víctima y el estafador puede haber llamadas paralelas a la tienda por parte de los embaucadores haciéndose pasar por la agencia de transporte, lo que junto al uso de otros datos como el que utilicen el nombre de empleados y jefes, e incluso su apodo, afianzan el convencimiento en la víctima de que todo es veraz y que deben realizar el pago propuesto para evitar un costoso sobrecargo o "multa".

El engaño se va tejiendo de manera personalizada y "artesanal" sobre las víctimas, logrando generarles ansiedad e instándole a que pague urgentemente para evitar "un mal mayor". Una vez que la víctima está convencida, sigue las instrucciones del delincuente y procede a realizar un pago en bitcoins en cajeros públicos o incluso comprando bonos de bitcoins canjeables en app.

Actualmente, el uso de criptomonedas y sus carteras digitales o wallets se han convertido en un canal ideal para cometer delitos ya que los métodos tradicionales para mover el dinero defraudado consistente en transferencias bancarias, suponen un retraso de la gestión de la operación fraudulenta que podría ser interceptada y abortada.
 
 

La Policía Nacional alerta sobre una nueva modalidad de estafa virtual y telefónica
Comentarios