Inicio / Comunicados / Cómo impartir clases de pilates sin riesgo de lesiones

Cómo impartir clases de pilates sin riesgo de lesiones

Practicar deporte contribuye al bienestar físico, mental y emocional. Aunque las actividades físicas aportan beneficios para la salud, conviene tener cuidado al respecto. Realizar deporte sin calentamiento previo apropiado, realizar movimientos bruscos y excederse en la práctica, pueden ocasionar dolores musculares e incluso lesiones más graves.

El mismo cuidado se debe ejercer cuando se imparten clases deportivas, como los ejercicios de pilates. El instructor debe asegurarse en todo momento que los ejercicios que enseñan a sus alumnos sean moderados y seguros.

De ahí la importancia de recibir formación profesional que garantice resultados óptimos. Un curso integral es la solución.

¿Quieres ser instructor profesional del método pilates?

El programa de estudios pilates se centra en la formación de personas que les gusta o sienten inclinación por la actividad física. Quienes se gradúan en las prácticas físicas del pilates son consideradas especialistas en la disciplina. Además, son expertos en fortalecer los músculos más importantes del cuerpo, previo calentamiento.

Realizar cursos de pilates en la mejor escuela del sector permite recibir también formación para trabajar tanto con máquinas como en el suelo. Pilates In-Side Out es un centro de formación integral del método pilates. Si quieres contar con los conocimientos y habilidades necesarios para impartir clases, apúntate a su curso de pilates en Madrid.

A continuación, se destacan algunos beneficios que se obtienen a través de un curso integral de pilates:

Se adquiere mayor práctica

Mediante el curso se profundiza, no solo el movimiento, sino también la filosofía del movimiento, así como la interacción entre mente y movimiento, el poder del tacto, el lenguaje o la práctica personal. El entrenamiento es un medio, no un fin.

Se fortalece la determinación

El método se centra en la resolución de problemas de los futuros instructores. También aprenden a desarrollar los movimientos que son fundamentales a la hora de enseñar a otros, indistintamente de factores como la edad, la habilidad, los antecedentes o posibles lesiones.

Se adquiere habilidad para enseñar

Aprender los ejercicios va más allá de una simple rutina de ejercicios. La formación integral pone énfasis en la importancia de las indicaciones táctiles, las imágenes, la medicina energética, la secuenciación del movimiento o su conducción, etc.

El instructor también adquiere la habilidad para modificar cualquier movimiento en función de las limitaciones físicas, las lesiones o la experiencia del futuro alumno.

Amplía las oportunidades de empleo

La industria del pilates en España cuenta con 9 centros asociados y aprobados por administraciones públicas. El graduado tiene la posibilidad de formar parte del programa de inserción laboral del curso.

En resumen, realizar este curso facilita al alumno el aprendizaje de los ejercicios, lo capacita para entenderlos, enseñarlos o adaptarlos dependiendo de las circunstancias del futuro cliente. Todas las herramientas del programa de estudios aportan seguridad y profesionalidad a la hora de dar clases de pilates.

Cuánta importancia tienen los estiramientos lumbares

Un instructor profesional conoce los peligros de practicar deportes o realizar cualquier otra actividad física sin el debido calentamiento previo. Por eso nunca empezaría una clase o un entrenamiento riguroso sin realizar los ejercicios recomendados de estiramientos, sobre todo, aquellos relacionados con la zona lumbar.

Lo recomendable es estirar conforme a una tabla de estiramientos lumbares como la que proponen en Pasion Runner y la clave es hacerlo antes de realizar la práctica deportiva. Así, es posible reducir el riesgo de lesiones y los dolores típicos de la zona baja de la espalda que son muy habituales en prácticas como el running.

Para prevenir dolores lumbares es fundamental también mantener una buena postura, tanto en dinámico como en estático, fortalecer los músculos del tronco, disminuir las cargas, entre otros. Si no se ejercitan los músculos de forma apropiada, en especial los de la espalda, estos se debilitan con el paso del tiempo y la edad.

Una buena rutina de estiramientos, no solo evita lesiones, sino que también ayudan a reducir el dolor lumbar que se produce por la carga de los ejercicios. Otros beneficios adicionales son: incrementa el rango de movilidad, disminuyen el riesgo de contracturas musculares, así como los dolores que se producen por mala higiene postural.

En general, los ejercicios de estiramientos lumbares no necesitan equipamiento deportivo, si bien se recomienda el uso de una esterilla. El tiempo por ejercicios no debe superar los 30 segundos. Es suficiente con ejercitar unos 5-10 minutos por día. Gracias a esta simple rutina se potencia la zona lumbar y se reducen los riesgos musculares.

Algunos de los ejercicios que se aconsejan para minimizar las lesiones lumbares son:

  • Ayudarse de las rodillas.
  • Tocar los tobillos sentados.
  • Ejercicio de la cobra.
  • Girar el torso.
  • Sentarse sobre los talones.
  • Rodear las rodillas con los brazos.

En definitiva, siempre es mejor prevenir que tener que sufrir las consecuencias por no dedicar el tiempo necesario para calentar o hacer ejercicios de estiramientos. La práctica deportiva con responsabilidad contribuye a mantener un estado saludable óptimo.

Check Also

Las subastas de coches online, un secreto que sale a la luz

La tecnología de la comunicación ha puesto al alcance de la mayoría social un buen …

error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar