Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Descubre la increíble misión de la NASA de lanzar un satélite de madera en 2024

  • La NASA lanzará un satélite de madera en 2024 en colaboración con la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA).
  • El satélite, llamado LignoSat, está construido con madera de magnolia, un material que se incinera al reingresar en la atmósfera terrestre.
  • El objetivo principal de lanzar LignoSat es impulsar la sostenibilidad en los vuelos espaciales y combatir la basura espacial.
  • La elección de la madera de magnolia se debe a sus propiedades de biodegradabilidad y resistencia en el espacio.

Impulsando la sostenibilidad en los vuelos espaciales

La NASA y la JAXA se han unido para lanzar un satélite de madera llamado LignoSat en 2024. El objetivo principal de este proyecto es abordar el creciente problema de la basura espacial y promover la sostenibilidad en los vuelos espaciales. Actualmente, la cantidad de desechos orbitales alrededor de la Tierra supera las 11 mil toneladas, lo que no solo aumenta la contaminación lumínica, sino que también representa un peligro para la Estación Espacial Internacional y otras naves espaciales. LignoSat busca ofrecer una solución innovadora y ecológica a este desafío.

El enfoque en la sostenibilidad es crucial, ya que los objetos metálicos en el espacio contribuyen a la contaminación lumínica y plantean riesgos de colisión. La introducción de satélites biodegradables como LignoSat es un paso hacia un futuro espacial más sostenible y menos invasivo para el entorno. Además, este proyecto busca explorar nuevas posibilidades en el diseño y fabricación de satélites, sentando las bases para el desarrollo de materiales de madera en aplicaciones espaciales y reduciendo así la cantidad de objetos metálicos y basura espacial.

La elección de la madera de magnolia

La elección de la madera de magnolia para construir LignoSat no fue casual. Este material ha demostrado ser excepcionalmente adecuado para su uso en el espacio. A diferencia de la Tierra, la madera no se quema, no se pudre ni se deforma en el espacio. Al reingresar en la atmósfera terrestre, se incinera, convirtiéndose en una ceniza fina, lo que la hace una alternativa biodegradable eficiente para futuros satélites.

La madera de magnolia fue sometida a rigurosas pruebas de exposición espacial en el módulo experimental japonés Kibo de la ISS. Durante más de 290 días, se expusieron diferentes tipos de madera, incluyendo la magnolia, a condiciones extremas como cambios de temperatura, radiación cósmica y partículas solares intensas. Los resultados mostraron que la magnolia es la más resistente, sin evidencia de procesamiento, deformación o daños superficiales tras diez meses de exposición. Además de su resistencia, la madera de magnolia es también adecuada para la fabricación de satélites, lo que la convierte en una elección ideal para aplicaciones espaciales.