Inicio / Ocio / Cine / Estreno Cine: Te quiero, Imbécil

Estreno Cine: Te quiero, Imbécil

El retrato satírico del treintañero de hoy que presenta esta comedia se pierde en una historia simple y previsible a la que le falta chispa. Se deja ver básicamente por su agilidad narrativa, pero cuando intenta componer gags graciosos termina casi siempre cayendo en los mismos terrenos del chiste fácil relacionado con el sexo, hasta tornarse demasiado repetitiva y evidenciar sus limitaciones.
Quim Gutiérrez
Tras romper con su novia, Marcos regresa a casa de sus padres. Por si fuera poco también se ha quedado sin trabajo. Gracias a Diego, su mejor amigo, logrará que lo contraten en un periódico deportivo y se adentrará en el universo de las webs de contactos; no obstante pronto descubrirá que no es lo suyo, porque realmente no puede olvidar a su ex. El recuentro con una antigua compañera del colegio le ayudará a ir centrándose.
El film pretende desde el principio mostrarse cercano y con ese propósito el protagonista rompe la cuarta pared al dirigir sus reflexiones directamente al espectador. Además, selecciona bien las referencias actuales a las cuales caricaturiza, fácilmente identificables y que, como se dice expresamente, tienden a identificar al hombre del siglo XXI, obligado a adaptarse a unas circunstancias muy diferentes a las de generaciones anteriores. En esa línea, más dudosa resulta la eficacia de un lenguaje en muchas ocasiones soez, aunque sus diálogos fluyan con aparente naturalidad.
Su desarrollo no depara grandes sorpresas y por eso se agradecen los pequeños paréntesis que se producen al entrar en escena una especie de gurú sentimental argentino, cuyos consejos parecen infalibles. Estas hilarantes intervenciones acaban siendo los únicos momentos verdaderamente inspirados de la película.

Tampoco el desenlace se plasma de una manera afortunada y descoloca un tanto en sus formas.
Quim Gutiérrez (Primos, La gran familia española) repite en uno de esos perfiles en los que suele moverse con soltura, y aquí demuestra una buena química con Natalia Tena y con un correcto Alfonso Bassave; sin embargo esta vez el guion no les acompaña, pese al innegable oficio de Laura Mañá en la dirección. Por otra parte, Ernesto Alterio aprovecha sus puntuales participaciones y aporta una agradecida vis cómica.
Jose Antonio Díaz

 

Check Also

Imagen de la quinta temporada de las chicas del cable. Netflix.

Todos los estrenos de Netflix para Julio

El mes de julio viene repleto de estrenos para los suscriptores de Netflix. Este mes …

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar