Inicio / Opinión / La Columna de Fernando Elías «La Política y el Politiqueo»

La Columna de Fernando Elías «La Política y el Politiqueo»

El ejercicio de la Política es, sin duda, uno de los actos más dignos, respetables y honestos que cualquier persona con determinadas aptitudes puede desarrollar en favor de la sociedad en general, y, en particular, de su ciudad, de su pueblo, incluso de su entorno social y laboral. Para conseguir que la sociedad conviva y nos relacionemos en paz necesita de la Política en mayúscula, concepto que contiene Principios y Valores fundamentales como la Justicia, la Libertad, la Equidad, la Solidaridad, la Igualdad, entre otros; y estos valores hay que dotarlos de contenido, pero no sólo sobre el papel (como se suele decir, el papel lo aguanta todo ), sino sobre la propia realidad del día a día de cada uno de nosotros, de nuestros hijos, familia, vecinos, conciudadanos.

El contenido de los Principios y Valores que están integrados en la Política son por todos conocidos, e ignorados en demasiadas ocasiones por aquellos que ejercen la Política asumiendo un papel y protagonismo que perjudica considerablemente a una parte importante de la sociedad, de la que formamos parte; vemos como incumplen una y otra vez en un porcentaje altísimo aquellos programas con los que se presentan a las distintas elecciones ( municipales, autonómicas y nacionales).

Pues bien, el ejercicio de la Política es el acto más honroso, valiente e importante que existe y que puede ejercer cualquier persona dispuesta a ello; para eso se necesita administrar los recursos públicos como si de una casa de familia se tratase, en bien de la sociedad y de los ciudadanos, disponiendo la consecución de viviendas, hospitales, colegios, centros formativos y universidades, creación de industrias y comercio, ayudas a las personas que lo necesiten, cuidar del medio ambiente, y como no, proyectar la cultura y el ocio, prescribiendo un orden lógico de prioridades en cuanto a las necesidades básicas de cualquier persona o familia, y para adivinar el orden de prioridades no tenemos más que ponernos en el lugar del otro, sobre todo de los más necesitados. Llevar a cabo y desarrollar todas estas materias de acuerdo a los Principios y Valores descritos es Política en mayúsculas.

Por el contrario, el politiqueo es prácticamente lo que vemos a diario en el ejercicio de la política que practican los actuales políticos, métanse todos y sálvese el que pueda, los discursos, promesas, la falta de empatía con aquellos que más necesitan de las ayudas, tan simples como un empleo, o asistencia a personas dependientes, o sanitaria, o de vivienda, el dispendio en la administración de los recursos públicos, generando con ello una desconfianza que va in crescendo, llegando a estar considerado el politiqueo como uno de los grandes problemas de la sociedad, sobre todo por el enorme costo que supone mal administrar los impuestos y recursos públicos.

Por concluir este artículo de opinión, señalar que el politiqueo supera a la Política y que, desgraciadamente, seguirá el politiqueo superando a la Política por muchos, muchos años.

 

Fernando Elías

Check Also

El estadio Vivar Téllez, sin duda el peor campo de fútbol de la Tercera División andaluza

No es de recibo que un estadio en el que constantemente se practica fútbol, esto …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar