miércoles , noviembre 13 2019
Inicio / Comunicados / Las subastas de coches online, un secreto que sale a la luz

Las subastas de coches online, un secreto que sale a la luz

La tecnología de la comunicación ha puesto al alcance de la mayoría social un buen número de nuevas ventajas y beneficios a la hora de adquirir bienes. El comercio electrónico ofrece la oportunidad de conseguir cualquier producto a distancia. El mercado de los automóviles de ocasión también. Las subastas de coches online es un sistema que ofrece la oportunidad de comprar vehículos desde casa, pujando por aquel que le interese al comprador, con todas las comodidades posibles.

Pocos son los que conocen las subastas online como método para comprar un vehículo. Hasta ahora los sistemas tradicionales se centraban en los concesionarios, particulares e intermediarios. Ahora, por fin sale a la luz, un sistema de venta de vehículos que lleva repitiéndose hace algunas décadas y que, sin embargo, quedaba reducido a un grupo exclusivo de personas.

Ahora, se podrá acceder a la mejor web de subastas de coches existente en internet para conseguir coches a precios de risa. Ahora, cualquier ciudadano puede acceder a las subastas coches gracias a Adesa, que ofrece una plataforma muy sencilla e intuitiva para pujar por los vehículos que constantemente salen a subasta en diferentes países europeos.

Las ventajas de comprar coches en subastas

La principal ventaja que encontramos en este tipo de venta de vehículos de segunda mano es que podemos acceder a estupendas oportunidades en relación calidad precio. Por regla general, no es un mercado saturado, por lo que las pujas no suelen ser demasiado altas, y la calidad de los vehículos en stock son bastante elevadas.

Se pueden localizar vehículos muy buenos y en perfecto estado. Hay que tener en cuenta que algunos de estos coches provienen de flotas de ayuntamientos o gobiernos que han decidido ponerlos a la venta para reducir costos en las arcas públicas, por lo que su uso ha sido mínimo. También provienen de embargos o incautados por algún organismo oficial, ya sea por tráfico de drogas o robo.

Con webs como la referenciada, Aesa, se tiene la completa seguridad de que los vehículos por los que se va a pujar provienen de depósitos, concesionarios o talleres por los que han pasado la más completa de las revisiones. Se puede tener la tranquilidad de que el vehículo que se adquiere tiene todas las garantías de estar en buen estado de mantenimiento, pues pasan por todas las revisiones antes de subastarse.

Y es que, la mayoría de estos vehículos provienen de un parque automovilístico de países donde los propietarios procuran un cuidado constante y exhaustivo a sus vehículos, pues así es su costumbre. Por otro lado, es habitual que realicen cambios de vehículo cuando estos han cumplido 5 o 6 años, por lo que no son viejos cuando llegan a estos lugares de ventas, estando, además, como ya se ha dicho, bastante bien cuidados.

Los mejores mercados de subastas se encuentran en Europa, en países del entorno, como son Bélgica, Alemania, Italia, Francia y Holanda. En estas zonas hay mucho tráfico de compraventa de coches usados. Una situación que redunda aún más en la calidad y precios de los que llegan a esta plataforma de subastas, ya que la oferta es más grande que la demanda.

Consejos para una subasta con éxito

En estas subastas no suele haber límite en cuanto al número de participantes y tampoco se suelen pedir requisitos para formar parte del grupo de pujadores. En los casos de vehículos de lujo, sí que se pide una fianza en depósito, ya que si durante la subasta en la que se participa se toma la decisión de abandonarla en plena puja, este dinero se perderá. Suele ser del 5 % del precio de salida del vehículo.

Es importante, en cualquier caso, disponer del dinero cuando se vaya a participar en alguna de estas subastas. También es muy aconsejable haber conseguido toda la información posible sobre el vehículo que es objeto de deseo. Con estos conocimientos, se tendrá el valor que puede tener el vehículo y, por tanto, se sabrá hasta donde se tiene que llegar con la puja.

Los datos que se deben conocer, además del modelo y la marca, lógicamente, son el número de kilómetros y que el cuenta kilómetros no haya sido manipulado. También es importante saber qué mantenimiento ha tenido, en qué condiciones llega hasta la subasta, el contrato de compraventa que se va a firmar una vez adquirido, el estado legal del vehículo, las deficiencias que pudiera tener y qué forma de pago se va a establecer.

Es muy recomendable, como cabe imaginar, ver el estado del vehículo directamente, o tener a alguien de confianza que lo haga. También hay que marcarse un tope de dinero para la subasta, y tener en cuenta la comisión que se lleva la casa de subastas, que suele estar establecido entre el 5 y el 10 % del valor de la puja, así como lo que van a costar los impuestos y el traslado desde el país de origen.

Check Also

El sector del renting alcanza una inversión de casi 5.000 millones de euros en los diez primeros meses del año

Desde el mes de enero hasta finales del mes de octubre, el sector del renting …

error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar