Inicio / Ocio / Cine / Madre Oscura, el thriller del que todo el mundo habla
Madre Oscura

Madre Oscura, el thriller del que todo el mundo habla

Madre Oscura no inventa nada, pero se ganará el favor de los aficionados al terror por la solvencia con la que maneja la narración y su habilidad a la hora de reutilizar los tópicos y aprovechar las reconocibles influencias de distintos films. Sin recurrir a fórmulas rebuscadas y desarrollando la acción en pocos escenarios luce en la pantalla. Al punto de que se le pueden perdonar las pequeñas incongruencias advertidas en ciertas reacciones y decisiones de sus protagonistas.
Ben se dispone a pasar unos días en un pequeño y tranquilo pueblo ayudando a su padre en el mantenimiento del puerto deportivo. Tras despertarse en plena noche sobresaltado por unas extrañas pisadas, comienza a percatarse de que algo extraño ocurre en la casa de sus vecinos. La madre parece poseída y se comporta agresivamente con su familia. Varios indicios le llevan a descubrir la leyenda de una milenaria bruja del bosque que podría haber regresado de las tinieblas.

Una puesta en escena oxigenada continuamente

El preámbulo de Madre Oscura, una breve secuencia de manual que acompaña a los títulos de cabecera, ya provoca escalofríos. Aún así, el relato dosifica bien este potencial y acierta al mesurar los golpes de efecto, inclinándose por generar una atmósfera de suspense contenido, minimizando los artificios. En ese sentido, la puesta en escena se oxigena continuamente, alternando secuencias de elevada tensión con otras más relajadas dedicadas a profundizar en los vínculos entre los personajes, sin perder por ello ni el interés ni el ritmo. Tampoco se priva de introducir ligeras notas de humor, adecuadamente encajadas en el conjunto de la trama.
Solo al acercarse al desenlace se aprecian detalles y comportamientos desconcertantes por la falta de verosimilitud o excesiva imprudencia que evidencian. A esto suma una enrevesada pirueta argumental con la cual intenta explicar parte de lo ocurrido y un final demasiado convencional; sin que reserve ninguna sorpresa para después de los créditos de cierre.

Un elenco a la altura de sus personajes

Los méritos de la realización compensan las limitaciones de un elenco que se muestra a la altura de unos papeles que no tienen exigencias especiales. El joven John-Paul Howard, con escaso carisma, sale cuanto menos airoso, igual que sus compañeros de un reparto carente de estrellas y en el que únicamente sobresale la transformación que personaliza Zarah Mahler.
Estamos ante una digna película de género que evita los excesos y avala los próximos pasos de sus directores: los hermanos Brett Pierce y Drew T. Pierce, procedentes del campo de la animación y de los efectos visuales.
J.A. Díaz

Check Also

Un acuerdo original, crítica

Críticas de Cine: Un acuerdo original

Un acuerdo original es una comedia agridulce sobre una ruptura matrimonial. Resultan particularmente apreciables tanto …

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar