viernes 20/5/22

La Sequía de la Memoria

La situación de sequía extrema que vive la comarca de la Axarquía no es una novedad, aunque desde la izquierda lo hayan olvidado.

Borrón y Cuenta nueva es la columna de Opinión de Mikel N. Navarro en Axarquía Hoy.
Borrón y Cuenta nueva es la columna de Opinión de Mikel N. Navarro en Axarquía Hoy.

Hay quien definió la memoria como la facultad de acordarse de aquello que quisiéramos olvidar y no le faltaba razón. De hecho, la memoria puede ser tan selectiva que solemos acordamos sólo de lo que nos interesa.

Si esto lo trasladamos a la política, entonces cobra más protagonismo la incoherencia, la demagogia y por supuesto la cara dura. Lo que viene siendo la falta de memoria.

La situación de sequía extrema que vive la comarca de la Axarquía no es una novedad, aunque desde la izquierda lo hayan olvidado y pretendan que el resto lo olvidemos también.

Los millones de euros recaudados desde 2010 en Andalucía a través del canon del agua, no han empezado hasta 20 años después a revertirse en infraestructuras hidráulicas y a cuenta gotas. Esto, que no es más que un pequeño ejercicio de memoria, debería bastar para avergonzar a los que hoy se rasgan las vestiduras por la falta de agua en la Axarquía.

La situación de sequía extrema que vive la comarca de la Axarquía no es una novedad, aunque desde la izquierda lo hayan olvidado y pretendan que el resto lo olvidemos también.

Ni es de recibo que el PSOE quiera ahora blanquear su nefasta gestión hidráulica en nuestra comarca con sendas mesas reivindicativas o reclamando de la Junta actuaciones urgentes ante la falta de agua en el pantano de La Viñuela, ni es admisible demonizar por esta situación de sequía al sector del aguacate y del mango como se hace desde ciertos sectores de la vida pública y social de esta comarca.

El problema de la falta de agua en la Axarquía es única y exclusivamente político. De la falta de memoria, que es lo mismo que el olvido. Los hechos, los datos, las hemerotecas, deberían abochornar a los que durante décadas olvidaron los problemas de infraestructuras hidráulicas en esta comarca, para ahora venir a imponer un relato sólo creíble para quienes carecen de reminiscencia, están adoctrinados o comen del partido.  

Esta situación crítica que hoy vivimos es consecuencia de la sequía de la memoria. Un olvido consciente o inconsciente que debería estar en los tribunales de justicia. Un olvido antes y una falta de memoria hoy, que debería haber pasado factura a los de antes y deberá pasar factura a los de ahora si también se olvidan de nosotros.

La Sequía de la Memoria
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad