Inicio / Comunicados / ¿Qué causa más estrés en una mudanza? Recomendaciones para afrontarla de manera positiva

¿Qué causa más estrés en una mudanza? Recomendaciones para afrontarla de manera positiva

Cambiar de domicilio de un punto a otro de la ciudad o entre diferentes ciudades del país puede provocar situaciones de estrés entre los afectados. Y es que las mudanzas pueden traer consigo sensaciones negativas si no se afrontan con la actitud adecuada, que debe ser positiva y sosegada. De hecho, según empresas especializadas en el sector como Anyvan, 8 de cada 10 españoles sufren estrés de cara a una mudanza.

Parece inevitable evitar el estrés, especialmente cuando la mudanza implica también cambio de ciudad o de trabajo, ya que no es lo mismo realizar mudanzas en Valencia entre un punto y otro de la ciudad que mudarse de Valencia a Málaga, por ejemplo. En cualquier caso existen una serie de motivos que parecen estar detrás del incremento del estrés, aunque también podemos aplicar ciertas recomendaciones profesionales para afrontar las mudanzas lo más tranquilos posible.

¿Qué motivos están detrás del estrés en las mudanzas?

Detrás de cada mudanza hay una persona que sufre de estrés por diferentes motivos, pero quizás los más habituales son los siguientes:

Empaquetado de las pertenencias

Elegir qué pertenencias, muebles o electrodomésticos llevar a la nueva vivienda y cuáles no puede suponer una situación estresante para algunas personas, especialmente cuando la nueva vivienda no tiene capacidad para albergar todo lo que se posee, lo que obliga a deshacerse de parte de las pertenencias. Después de la elección, el empaquetado en cajas puede ser también estresante para quienes no tienen demasiada paciencia.

Cambio de residencia 

Además de las situaciones propias de una mudanza, también resulta estresante para algunas personas tener que cambiar el domicilio en documentos oficiales (DNI, pasaporte…), cambiar de oficina bancaria, el colegio de los niños y un sinfín de cambios a nivel oficial que generan situaciones incómodas por la burocracia y el papeleo. 

Elección empresa de mudanzas

Si no se cuenta con una furgoneta o un camión propios o de algún amigo, lo ideal es recurrir a una empresa de mudanzas con experiencia que cuente con los profesionales y los equipos de transporte necesarios para transportar los enseres. Elegir una empresa de mudanzas también puede resultar estresante, ya que hay que comparar presupuestos, plazos, opiniones de otros consumidores y el cuidado con los objetos de valor, en caso de que se tengan.

Organizar la nueva vivienda

Una vez se dejan todos los enseres en cajas y embalados en la nueva vivienda, llega el momento de desempacar y colocar todas y cada una de las pertenencias. Esto puede ser un reto para muchas personas que se sienten desbordadas, sienten que les falta tiempo para hacerlo o se dan cuenta de que ciertos muebles no encajan con las medidas de la nueva vivienda.

Recomendaciones para afrontar una mudanza de manera positiva

Situaciones como las anteriores pueden provocar que las mudanzas se vean como algo negativo, estresante, que hay que evitar o que dan muchos quebraderos de cabeza. Pero lo cierto es que todo ello depende de la actitud que se tome ante la mudanza, y es que con una actitud positiva y relajada la mudanza puede afrontarse de manera tranquila y sin estrés.

Para ello es fundamental seguir una serie de consejos que empresas y profesionales del sector suelen recomendar. En primer lugar se recomienda trazar un plan de actuación que incluye la elección de fechas para cada paso de la mudanza, evitando las improvisaciones. En segundo lugar, lo ideal elegir una época del año más propicia para la mudanza, como puede ser el verano, ya que evitamos la lluvia a la hora de cargar, transportar y descargar los enseres.

También se recomienda dejar en manos de la empresa de mudanzas el empaquetado de los enseres, ya que suelen contar con profesionales experimentados que embalan todas las pertenencias en poco tiempo de forma 100% segura. Esto evita que cualquier elemento se dañe, arañe o golpee durante el transporte.

Y como no puede ser de otra forma, hay que asumir que la mudanza es una responsabilidad de todos los miembros de la familia, evitando que todo el peso y la organización de la misma recaigan sobre una persona. En definitiva, repartir las cargas, elegir bien cuándo realizar la mudanza y evitar el trabajo más duro dejándolo en manos de profesionales puede ser determinante para evitar que la mudanza se convierta en algo estresante.

Redactor: Enrique Garrote Dominguez

Check Also

¿Por qué es mejor acometer reformas de calado en la vivienda durante la primavera?

El fin del carnaval, la cuaresma, la llegada del mes de marzo, el cambio horario, …

error: Contenido protegido

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar