Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

¡Alerta mundial! Un gigantesco asteroide se acerca a la Tierra en 2025

  • Un asteroide tan grande como el Empire State Building pasará rozando la Tierra en 2025.
  • La preocupación sobre si un asteroide podría suponer el fin de la humanidad ha sido constante.
  • El asteroide llamado Bennu representa una amenaza potencial, pero se espera que pase a una distancia segura.
  • La nave espacial de la NASA, OSIRIS-REx, proporcionará un examen detallado del encuentro cercano.
  • El asteroide Apophis se acercará a la Tierra en los próximos cinco años y medio.
  • La nave espacial de la NASA, DART, observará el encuentro y realizará maniobras para evitar un impacto.

El riesgo de los asteroides para la Tierra

El paso cercano de un asteroide tan grande como el Empire State Building en 2025 ha generado preocupación sobre la posibilidad de que estos objetos representen una amenaza para la humanidad. A lo largo de la historia, los astrónomos han estado monitoreando asteroides potencialmente peligrosos y tomando medidas para evitar impactos catastróficos. Aunque el asteroide Bennu ha sido objeto de atención recientemente, se espera que pase a una distancia segura de la Tierra. Sin embargo, este evento brinda una oportunidad única para que la nave espacial de la NASA, OSIRIS-REx, realice un examen detallado de este encuentro cercano y proporcione información valiosa sobre la estructura y propiedades de los asteroides.

El asteroide Apophis y su próximo acercamiento

Uno de los asteroides más conocidos, Apophis, se acercará a la Tierra dentro de unos cinco años y medio. Aunque no es lo suficientemente grande como para representar una amenaza existencial, su paso colocará al asteroide a una distancia menor que la Luna y dentro de las órbitas de algunos satélites terrestres. Para garantizar que no haya impacto contra la Tierra, la nave espacial de la NASA, DART, realizará maniobras alrededor de Apophis, utilizando propulsores de cohetes para revelar información sobre su composición y estructura. Las imágenes y datos recopilados se combinarán con mediciones de telescopios terrestres para comprender mejor cómo se altera el asteroide durante su paso por la Tierra.