Physical Address

304 North Cardinal St.
Dorchester Center, MA 02124

Descubre cómo este increíble avión espacial vuela gracias a su revolucionario recubrimiento de cerámica

  • La compañía Sierra Space quiere construir el primer avión espacial comercial con alas.
  • La aeronave espacial, llamada Dream Chaser, está casi lista para su lanzamiento.
  • El Dream Chaser combina elementos de un avión y una nave espacial.
  • El objetivo es que la nave alcance la órbita terrestre baja y regrese a la Tierra después de 45 días.

Sierra Space busca cambiar el paradigma del transporte espacial

Sierra Space tiene como objetivo construir el primer avión espacial comercial con alas, conocido como Dream Chaser. Después de años de investigación y una asociación con la NASA, están muy cerca de lograrlo. La aeronave está en su etapa final de construcción, con casi todo su sistema de control ambiental instalado y su estructura casi completa. El Dream Chaser será lanzado inicialmente con un cohete convencional y podrá maniobrar en la órbita baja como un satélite. Además, tendrá la capacidad de aterrizar como un avión, lo que lo diferencia de otras naves espaciales.

El Dream Chaser: una combinación de avión y nave espacial

El Dream Chaser es una nave espacial de 9 metros de longitud y 7 metros de envergadura, con una capacidad de carga de 5.500 kilogramos. Combina elementos de un avión y una nave espacial, similar a los ingenios diseñados por Virgin Galactic. Aunque no será reutilizable, contará con tecnología avanzada, como la utilizada en los cohetes de SpaceX. La nave será enviada a las instalaciones de la NASA para realizar pruebas internas y externas, que podrían durar de uno a tres meses. El objetivo final es que la nave alcance la órbita terrestre baja y regrese a la Tierra después de 45 días.

El desafío de la exploración espacial

La misión del Dream Chaser no será fácil, pero la exploración espacial siempre ha estado llena de desafíos. La nave será sometida a pruebas en condiciones extremas, incluyendo el vacío y temperaturas muy bajas y altas. Una vez que esté lista, será lanzada desde el Kennedy Space Center y su destino será la Estación Espacial Internacional. La NASA quiere asegurarse de que la nave pueda gestionar situaciones de emergencia antes de ubicarla en la estación. Después de 45 días, regresará a la Tierra. Este avance en el transporte espacial comercial podría abrir nuevas posibilidades en la exploración y el turismo espacial en el futuro.